Milagro y Fiesta

En las Misas en la que celebramos el primer milagro de Jesús -en las Bodas de Caná- fue bendecido el Coro de Niños de la Capilla de Luján, y hubo Feria en la parroquia a beneficio del próximo campamento de los Exploradores a Neuquén.

 

4.1

A pocos días de inaugurado, el Coro Amor y Paz va congregando cada vez más niñas. Y niños, que aportan sus voces tenores a los cantos.

Este domingo, fresco y pleno de sol, mientras dentro de la capilla Virgen de Luján transcurría el velorio de un joven vecino del barrio, en las puertas laterales al Cinerario Hermana Bassa -justo frente de la casa de las Hermanas de la Caridad de Jesús- hubo Misa y Bendición del nuevo coro de niños: el Coro Amor y Paz.

apertura fb

La comunidad del barrio Fátima en pleno, en el mural creado por el Grupo Cultural Cruz del Sur con las imágenes de Santa Teresa de Calcuta, San Expedito y San Juan Pablo II.

 

Con la presencia de las catequistas históricas de la capilla -Kika y Lorenza- la hermana Felicitas Nesi y familiares de los coristas, el Padre Adrián celebró la Misa dominical en la que cada miembro del nuevo coro recibió un pañuelo celeste, que será el “uniforme” coral, en honor al manto de la Virgen de Luján, patrona de la capilla

19

La hermana Hanna, el Padre Adrián y los coreutas, en el Mural de la Virgen de Luján, en la pared del fondo de la capilla, recientemente restaurado por el Grupo Cultural Cruz del Sur. 

Además de recibir la bendición, cada niña y niño del Coro se consagró a la Virgen y recibió su pañuelo celeste, del color de su manto. Luego, realizaron ofrendas florales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los días de ensayo del Coro de niños son los miércoles y viernes a las 19 horas. Cantan en la Misa de 10 de los domingos. Y los viernes a las 19 se reúne el Coro de Adultos.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Más tarde, antes de la Misa de 11 en la parroquia en el barrio Ramón Carrillo, se realizó una Feria a beneficio del campamento de los Exploradores, que será en febrero en la provincia de Nequén:

El Evangelio de hoy correspondió al pasaje de las Bodas de Cana. “Dios escribe derecho sobre renglones torcidos”, comenzó su homilía el Padre Adrián, porque como el Padre Pedro está de vacaciones, los domingos solo hay Misa en Capilla Luján y en la Inmaculada, lo que genera encuentro, porque los vecinos de los barrios La Esperanza y San Francisco se acercan a la parroquia y comparten la Misa -inquietudes, alegrías y preocupaciones- con los vecinos del barrio Ramón Carrillo.

“El milagro del Vino en Cana es el primer milagro de Jesús, que consiste en darle Vida y Alegría a la fiesta. Dios nos quiere felices. Jesús no viene a castigar sino a darle sentido y felicidad a nuestros días. Y este milagro no se hubiera producido sin la presencia de la Virgen María. Dios pone a una mujer, a una madre, como mediadora. Con confianza y alegría le presentamos nuestro corazón” .

Hoy comulgamos Pan y Vino.

img_6727

Virgen de los Pobres

En 1933 en Banneux, Bélgica, la Virgen se le apareció a una niña de 11 años presentándose como La Virgen de los Pobres. Hoy es su día.

 

primera_aparicion

Era una tarde de invierno de 1933, casi de noche. Nevaba. Mariette Beco, de 11 años, miraba por la ventana cuando se le apareció una señora vestida de blanco, con un lazo azul. En sus manos llevaba una rosa color oro y un Rosario. A sus pies también había una rosa dorada. Parecía no tener frío. En la casa de los Beco no eran muy religiosos que digamos. Sus padres no eran creyentes, y la niña había abandonado sus estudios de catequesis en la parroquia cercana a su casa. Mariette describió lo que vió:

“Ví una luz y una hermosa Señora que tenía la cabeza muy iluminada, como si la luz irradiara de su propio cuerpo. Tuve miedo. Pensé que quizás era el reflejo de la lámpara. Entonces puse la lámpara al lado de la mesa. Ya no quedaba duda”.

Su mamá no le creyó. Sus hermanos, tampoco. Inmediatamente, la niña buscó un Rosario que tenía guardado en su habitación, y al domingo siguiente retomó sus clases de catequesis, conociendo todas las respuestas a pesar de que hacía tres meses que no iba a la iglesia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fueron 8 apariciones en total, una de ellas el 11 de febrero, y su descripción resulta muy similar a la de la Virgen de Lourdes.

En una de sus apariciones, la Virgen guió a la niña hacia un manantial cercano a su casa y le dijo:

“Soy la Virgen de los Pobres. Esta fuente está reservada para todas las naciones, para aliviar a los enfermos. Deseo una pequeña capilla. Vengo a aliviar el dolor. Soy la Madre del Salvador, Madre de Dios. Recen mucho”.

Desde entonces, miles de peregrinos comenzaron a acudir al manantial, y se producieron miles de milagros de sanaciones.

banneux_maagd_der_armen

Santuario y Fuente de Nuestra Señora de los Pobres en Banneux, Bélgica.

En la capilla hay confesiones todo el día. Se reza el rosario día y noche. Y en el Bosque circundante a la capilla y la fuente hay un Vía Crucis. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Virgen de los Pobres se manifiesta entre las dos Guerras Mundiales: vino a aliviar el dolor de las guerras y las enfermedades.

El 22 de agosto de 1949 su aparición fue aprobada por la Santa Sede.

 

banneux-jp-ii-500x381

El Papa San Juan Pablo II fue a visitar a la Virgen de los Pobres y su  Fuente, y celebró Misa, el 21 de mayo de 1985.

logo-banneux-left-2019-300x276

“Vengan, naciones”, lema del año 2019

Fuente: Santuario Nuestra Señora de Banneux

 

 

 

 

 

 

Música y Fe

Buenas noticias para las familias del Barrio Fátima: empezamos el año inaugurando el nuevo Coro de Niñas de la capilla Virgen de Luján.

“Cantar es cosa del que ama”

-San Agustín

 

La capilla Virgen de Luján del barrio Fátima es la Casa de la Virgen, pero es también la casa del pueblo al ser Cinerario, Aula, Biblioteca y -desde hace unos días- la sede del nuevo Coro de Niñas del Barrio Fátima, bajo la batuta de las hermanas de la Caridad de Jesús, Hanna y Amadeus.

whatsapp image 2019-01-11 at 22.49.11

Poniendo en práctica el carisma que caracteriza a esta congregación de hermanas coreanas -la evangelización a través de la música- la hermana Hanna, guitarra en mano, ya les está enseñando a cantar a las chiquitas de la villa 3, que están aprendiendo su primera “canción de Misa”: Al Altar del Señor:

 

Se abre así una nueva etapa en la fecunda historia de esta mítica capilla que cumplió 40 años de vida, desde que nació en los años 70 de la mano de los Curas Villeros ofreciendo talleres de oficios -panadería, cerámica, construcción- y empoderando a las mujeres de los barrios. Y hoy continúa su tarea pastoral con una actividad que -además de evangélica- es fundamental en el desarrollo cognitivo y afectivo de los más chiquitos de la casa. Lo dice la ciencia: Cantar favorece la maduración cerebral, facilita las conexiones neuronales y el desarrollo del habla e incentiva la inteligencia social. Cantar a coro sincroniza los latidos del corazón de los coristas. Quienes cantan a coro segregan las hormonas de la felicidad: serotonina y oxitocina. Por eso cantar nos hace felices. Además, cantar a coro fortalece la confianza mutua entre los coristas. La palabra confianza viene del latín, fidere, y ésta de fides, que significa Lealtad y Fe.  No hay mejor forma de aprender lo que es una familia y una comunidad de familias que cantando juntos.

whatsapp image 2019-01-11 at 22.48.59

Aprender cantando

La voz es el único instrumento musical que no es externo al cuerpo humano. El canto sería una especie de instrumento mixto de viento y cuerda, por así decir, cuyas cuerdas son las cuerdas vocales. Su fuelle son los pulmones, que bombean el aire gracias al latir del corazón. Si en un coro sus integrantes cantan con armonía, se convierten en un solo instrumento, en una sola voz, como el sonido de un acorde emitido por un órgano: hay musicalidad aunque cada cual (cada tecla) “cante” en una escala diferente. Para que un coro sea un coro, sus integrantes no pueden cantar lo que se les cante”. Deben cantar una misma melodía, pueden -en todo caso- cantar como se les cante”, a su modo, pero siempre respetando la armonía de la canción. Sino, no es coro, para que sea coro se impone una Unidad en la diversidad de voces. 

whatsapp image 2019-01-11 at 22.48.37

Viva la música

A las chicas y los chicos les encanta cantar, porque es divertido. Pero la música no es solo entretenimiento, es una de las manifestaciones culturales más primarias de la especie humana.  Las culturas primitivas fortalecieron la formación de sus comunidades a través de las canciones populares -cantadas por todos sus integrantes mientras araban la tierra o en las ceremonias religiosas-. El momento de cantar sacaba “de las cuevas” a las familias para hacerlas formar parte de una actividad comunitaria, en las sociedades más primigenias, incluso cuando la humanidad aún no había desarrollado el lenguaje escrito. De hecho, las canciones fueron la primera forma de literatura, oral. La Ilíada y La Odisea -que narran las peripecias de la Guerra de Troya y datan del siglo VIII antes de Cristo- sobrevivieron en el tiempo gracias a que sus cantos han sido memorizados y transmitidos de generación en generación, hasta que fueron escritas; transmitiendo así no solo la belleza de sus cantos, sino también la historia de las primeras civilizaciones.

Para Platón (siglo IV antes de Cristo), la música es una forma de conocimiento que no pasa por la cabeza, no es racional: según “El Filósofo”, la música va directo al corazón. Para la formación integral de las personas (paideia), Platón propone en el Timeo “gimnasia para el cuerpo y música para el alma”.  

Beethoven, el músico más genial de todos los tiempos, también considera a la música como una de las formas de la experiencia de lo Divino: la define como “una Revelación más alta que ninguna Filosofía”.  

Invitamos a todas las chicas del Barrio Fátima y aledaños (y a los chicos, que se necesitan tenores) a sumarse a este incipiente coro para cantar y rezar juntos: el que canta, ora dos veces. Ensayos Coro de Niñas: miércoles a las 18,30, viernes a las 19 y domingos a las 10. 

Canta con júbilo, pues cantar bien a Dios es cantar con júbilo. ¿Qué significa cantar con júbilo? Comprender que no cabe expresar con palabras lo que se canta de corazón. En efecto, los que cantan, ya sea en la siega, ya en la vendimia o en algún otro trabajo intensivo, cuando empiezan a rebosar de alegría por las palabras de los cánticos, como fuera de sí de tanta alegría que no pueden expresarla en palabras, prescinden de ellas y acaban en un simple sonido de júbilo. El júbilo es un sonido que indica que el corazón da a luz lo que no se puede decir. ¿Y a quién conviene este canto jubiloso sino al Dios inefable? Porque es inefable aquel a quien no puedes expresar con palabras; y, si no lo puedes expresar con palabras y no debes callar, ¿qué te queda sino que cantes jubilosamente para que se alegre el corazón sin palabras y la inmensa amplitud del gozo no quede sometida a los límites de las sílabas? Canta bien con regocijo”

-San Agustín.

El Coro de Niñas hizo su presentación oficial durante la Misa del 13 de enero de 2019, en el día de la Solemnidad del Bautismo del Señor. Allí, la Hermana Hanna nos confirmó la apertura de un coro de Adultos, con ensayo los Domingos a las 19.

La buena política es Paz

 

MENSAJE DEL SANTO PADRE
FRANCISCO
PARA LA CELEBRACIÓN DE LA 
52 JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ

1 DE ENERO DE 2019

La buena política está al servicio de la paz

 

IMG_6585

1. “Paz a esta casa”

Jesús, al enviar a sus discípulos en misión, les dijo: «Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros» (Lc 10,5-6).

Dar la paz está en el centro de la misión de los discípulos de Cristo. Y este ofrecimiento está dirigido a todos los hombres y mujeres que esperan la paz en medio de las tragedias y la violencia de la historia humana[1]. La “casa” mencionada por Jesús es cada familia, cada comunidad, cada país, cada continente, con sus características propias y con su historia; es sobre todo cada persona, sin distinción ni discriminación. También es nuestra “casa común”: el planeta en el que Dios nos ha colocado para vivir y al que estamos llamados a cuidar con interés.

Por tanto, este es también mi deseo al comienzo del nuevo año: “Paz a esta casa”.

2. El desafío de una buena política

La paz es como la esperanza de la que habla el poeta Charles Péguy[2]; es como una flor frágil que trata de florecer entre las piedras de la violencia. Sabemos bien que la búsqueda de poder a cualquier precio lleva al abuso y a la injusticia. La política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre, pero cuando aquellos que se dedican a ella no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción.

Dice Jesús: «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos» (Mc 9,35). Como subrayaba el Papa san Pablo VI: «Tomar en serio la política en sus diversos niveles ―local, regional, nacional y mundial― es afirmar el deber de cada persona, de toda persona, de conocer cuál es el contenido y el valor de la opción que se le presenta y según la cual se busca realizar colectivamente el bien de la ciudad, de la nación, de la humanidad»[3].

En efecto, la función y la responsabilidad política constituyen un desafío permanente para todos los que reciben el mandato de servir a su país, de proteger a cuantos viven en él y de trabajar a fin de crear las condiciones para un futuro digno y justo. La política, si se lleva a cabo en el respeto fundamental de la vida, la libertad y la dignidad de las personas, puede convertirse verdaderamente en una forma eminente de la caridad.

3. Caridad y virtudes humanas para una política al servicio de los derechos humanos y de la paz

El Papa Benedicto XVI recordaba que «todo cristiano está llamado a esta caridad, según su vocación y sus posibilidades de incidir en la pólis. […] El compromiso por el bien común, cuando está inspirado por la caridad, tiene una valencia superior al compromiso meramente secular y político. […] La acción del hombre sobre la tierra, cuando está inspirada y sustentada por la caridad, contribuye a la edificación de esa ciudad de Dios universal hacia la cual avanza la historia de la familia humana»[4]. Es un programa con el que pueden estar de acuerdo todos los políticos, de cualquier procedencia cultural o religiosa que deseen trabajar juntos por el bien de la familia humana, practicando aquellas virtudes humanas que son la base de una buena acción política: la justicia, la equidad, el respeto mutuo, la sinceridad, la honestidad, la fidelidad.

A este respecto, merece la pena recordar las “bienaventuranzas del político”, propuestas por el cardenal vietnamita François-Xavier Nguyễn Vãn Thuận, fallecido en el año 2002, y que fue un fiel testigo del Evangelio:

Bienaventurado el político que tiene una alta consideración y una profunda conciencia de su papel.
Bienaventurado el político cuya persona refleja credibilidad.
Bienaventurado el político que trabaja por el bien común y no por su propio interés.
Bienaventurado el político que permanece fielmente coherente.
Bienaventurado el político que realiza la unidad.
Bienaventurado el político que está comprometido en llevar a cabo un cambio radical.
Bienaventurado el político que sabe escuchar.
Bienaventurado el político que no tiene miedo[5].

Cada renovación de las funciones electivas, cada cita electoral, cada etapa de la vida pública es una oportunidad para volver a la fuente y a los puntos de referencia que inspiran la justicia y el derecho. Estamos convencidos de que la buena política está al servicio de la paz; respeta y promueve los derechos humanos fundamentales, que son igualmente deberes recíprocos, de modo que se cree entre las generaciones presentes y futuras un vínculo de confianza y gratitud.

4. Los vicios de la política

En la política, desgraciadamente, junto a las virtudes no faltan los vicios, debidos tanto a la ineptitud personal como a distorsiones en el ambiente y en las instituciones. Es evidente para todos que los vicios de la vida política restan credibilidad a los sistemas en los que ella se ejercita, así como a la autoridad, a las decisiones y a las acciones de las personas que se dedican a ella. Estos vicios, que socavan el ideal de una democracia auténtica, son la vergüenza de la vida pública y ponen en peligro la paz social: la corrupción —en sus múltiples formas de apropiación indebida de bienes públicos o de aprovechamiento de las personas—, la negación del derecho, el incumplimiento de las normas comunitarias, el enriquecimiento ilegal, la justificación del poder mediante la fuerza o con el pretexto arbitrario de la “razón de Estado”, la tendencia a perpetuarse en el poder, la xenofobia y el racismo, el rechazo al cuidado de la Tierra, la explotación ilimitada de los recursos naturales por un beneficio inmediato, el desprecio de los que se han visto obligados a ir al exilio.

5. La buena política promueve la participación de los jóvenes y la confianza en el otro

Cuando el ejercicio del poder político apunta únicamente a proteger los intereses de ciertos individuos privilegiados, el futuro está en peligro y los jóvenes pueden sentirse tentados por la desconfianza, porque se ven condenados a quedar al margen de la sociedad, sin la posibilidad de participar en un proyecto para el futuro. En cambio, cuando la política se traduce, concretamente, en un estímulo de los jóvenes talentos y de las vocaciones que quieren realizarse, la paz se propaga en las conciencias y sobre los rostros. Se llega a una confianza dinámica, que significa “yo confío en ti y creo contigo” en la posibilidad de trabajar juntos por el bien común. La política favorece la paz si se realiza, por lo tanto, reconociendo los carismas y las capacidades de cada persona. «¿Hay acaso algo más bello que una mano tendida? Esta ha sido querida por Dios para dar y recibir. Dios no la ha querido para que mate (cf. Gn 4,1ss) o haga sufrir, sino para que cuide y ayude a vivir. Junto con el corazón y la mente, también la mano puede hacerse un instrumento de diálogo»[6].

Cada uno puede aportar su propia piedra para la construcción de la casa común. La auténtica vida política, fundada en el derecho y en un diálogo leal entre los protagonistas, se renueva con la convicción de que cada mujer, cada hombre y cada generación encierran en sí mismos una promesa que puede liberar nuevas energías relacionales, intelectuales, culturales y espirituales. Una confianza de ese tipo nunca es fácil de realizar porque las relaciones humanas son complejas. En particular, vivimos en estos tiempos en un clima de desconfianza que echa sus raíces en el miedo al otro o al extraño, en la ansiedad de perder beneficios personales y, lamentablemente, se manifiesta también a nivel político, a través de actitudes de clausura o nacionalismos que ponen en cuestión la fraternidad que tanto necesita nuestro mundo globalizado. Hoy más que nunca, nuestras sociedades necesitan “artesanos de la paz” que puedan ser auténticos mensajeros y testigos de Dios Padre que quiere el bien y la felicidad de la familia humana.

6. No a la guerra ni a la estrategia del miedo

Cien años después del fin de la Primera Guerra Mundial, y con el recuerdo de los jóvenes caídos durante aquellos combates y las poblaciones civiles devastadas, conocemos mejor que nunca la terrible enseñanza de las guerras fratricidas, es decir que la paz jamás puede reducirse al simple equilibrio de la fuerza y el miedo. Mantener al otro bajo amenaza significa reducirlo al estado de objeto y negarle la dignidad. Es la razón por la que reafirmamos que el incremento de la intimidación, así como la proliferación incontrolada de las armas son contrarios a la moral y a la búsqueda de una verdadera concordia. El terror ejercido sobre las personas más vulnerables contribuye al exilio de poblaciones enteras en busca de una tierra de paz. No son aceptables los discursos políticos que tienden a culpabilizar a los migrantes de todos los males y a privar a los pobres de la esperanza. En cambio, cabe subrayar que la paz se basa en el respeto de cada persona, independientemente de su historia, en el respeto del derecho y del bien común, de la creación que nos ha sido confiada y de la riqueza moral transmitida por las generaciones pasadas.

Asimismo, nuestro pensamiento se dirige de modo particular a los niños que viven en las zonas de conflicto, y a todos los que se esfuerzan para que sus vidas y sus derechos sean protegidos. En el mundo, uno de cada seis niños sufre a causa de la violencia de la guerra y de sus consecuencias, e incluso es reclutado para convertirse en soldado o rehén de grupos armados. El testimonio de cuantos se comprometen en la defensa de la dignidad y el respeto de los niños es sumamente precioso para el futuro de la humanidad.

7. Un gran proyecto de paz

Celebramos en estos días los setenta años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que fue adoptada después del segundo conflicto mundial. Recordamos a este respecto la observación del Papa san Juan XXIII: «Cuando en un hombre surge la conciencia de los propios derechos, es necesario que aflore también la de las propias obligaciones; de forma que aquel que posee determinados derechos tiene asimismo, como expresión de su dignidad, la obligación de exigirlos, mientras los demás tienen el deber de reconocerlos y respetarlos»[7].

La paz, en efecto, es fruto de un gran proyecto político que se funda en la responsabilidad recíproca y la interdependencia de los seres humanos, pero es también un desafío que exige ser acogido día tras día. La paz es una conversión del corazón y del alma, y es fácil reconocer tres dimensiones inseparables de esta paz interior y comunitaria:

— la paz con nosotros mismos, rechazando la intransigencia, la ira, la impaciencia y ―como aconsejaba san Francisco de Sales― teniendo “un poco de dulzura consigo mismo”, para ofrecer “un poco de dulzura a los demás”;

— la paz con el otro: el familiar, el amigo, el extranjero, el pobre, el que sufre…; atreviéndose al encuentro y escuchando el mensaje que lleva consigo;

— la paz con la creación, redescubriendo la grandeza del don de Dios y la parte de responsabilidad que corresponde a cada uno de nosotros, como habitantes del mundo, ciudadanos y artífices del futuro.

La política de la paz ―que conoce bien y se hace cargo de las fragilidades humanas― puede recurrir siempre al espíritu del Magníficat que María, Madre de Cristo salvador y Reina de la paz, canta en nombre de todos los hombres: «Su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes; […] acordándose de la misericordia como lo había prometido a nuestros padres en favor de Abrahán y su descendencia por siempre» (Lc 1,50-55).

Vaticano, 8 de diciembre de 2018

Francisco

[1] Cf. Lc 2,14: «Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad».

[2] Cf. Le Porche du mystère de la deuxième vertu, París 1986.

[3] Carta ap. Octogesima adveniens (14 mayo 1971), 46.

[4] Carta enc. Caritas in veritate (29 junio 2009), 7.

[5] Cf. Discurso en la exposición-congreso “Civitas” de Padua: “30giorni” (2002), 5.

[6] Benedicto XVI, Discurso a las Autoridades de Benín (Cotonou, 19 noviembre 2011).

[7] Carta enc. Pacem in terris (11 abril 1963), 44.

10 dones del 2018

Agradecemos a Dios estas diez gracias recibidas en el año, listos para recibir el 2019 con toda la Fe y la Esperanza de un mundo de Amor.

 

1- #Misión

IMG_8295

Las hermanas de Santa Teresa: De Calcuta a La Veredita.

Si la razón de ser de la Iglesia es Evangelizar, la forma de hacerlo es misionando. Así empezamos el año en febrero, recibiendo a las Hermanas de Santa Teresa de Calcuta que iniciaron su misión en el asentamiento La Veredita, y lo continuaron todo el año dando catequesis a los chiquitos del barrio Los Pinos en la capilla San Expedito, preparándolos para la Primera Comunión y Confirmación. Y despedimos a la hermana de Cristo Resucitado Alejandra Malet, que se instaló en las afueras de Río de Janeiro, Brasil, en su nuevo destino pastoral, luego de acompañar a nuestros hermanos del Hogar de Cristo Juan Pablo II durante 3 años, y en el viaje de enero a Salta, donde visitaron la parroquia de El Alfarcito, en la que estaba el querido padre Chifri. De regreso, el Padre Pedro inició los preparativos para el desembarco de las Hermanas coreanas de la Caridad de Jesús en el barrio Fátima, concretado en octubre. Y en diciembre, concluyó la misión del seminarista Oscar en la parroquia, al recibir el Ministerio del Acolitado. Gracias a todas las personas de vida consagrada que caminaron junto a nosotros durante todo el año.

2- #Pascua

2 IMG_0334

En marzo, durante la Cuaresma, rezamos el vía crucis en el barrio Ramón Carrillo y en todos los barrios en los que hay capillas en la órbita de esta parroquia: Los Pinos, San Francisco, Fátima, La Esperanza y Lacarra. En el barrio Fátima lo rezamos por las calles sin luz, iluminados por velas y celulares. Y volvimos a caminar por las calles de todos estos barrios de Soldati el Viernes Santo, acompañando el espectacular Vía Crucis viviente preparado por los Jóvenes Exploradores, en una memorable actuación de Jesucristo (Isidro) y la voz del Seminarista Oscar leyendo emocionadamente la Pasión de Cristo. También caminamos en comunidad en la Visita a las 7 iglesias. Y el Domingo de Ramos, participamos de las exequias del guitarrista del coro de la parroquia, Gerardo Monte, Dios quiso que subiera a la casa del Padre para celebrar su Pascua junto a Cristo Resucitado.

3- #Paz
IMG_6467 (2)

Este año en la parroquia, la Paz fue protagonista. En junio, firmamos junto a los Curas Villeros un documento contra la violencia institucional y por la Paz en las Villas.  En abril, el Club Atlético Virgen Inmaculada -CAVI- fue la sede de la primera edición de “Goles por la Paz”, una iniciativa de Red Solidaria y River Solidario para el desarme infantil. Se trata de una campaña en la que invitamos a las chiquitas y chiquitos del barrio a cambiar un arma de juguete por una pelota de fútbol Bola. La convocatoria superó las expectativas y además de recaudar 223 armas de juguete, cada mamá que acompañó a su hijo se llevó un Rosario. Y este año en el Cavi, además de Paz hubo Gloria: las chicas y chicos del Club salieron campeones de la Liga Uniendo Barrios en Hóckey femenino 7ma categoría, y de la Liga del Potrero de Boca Social enlas cateogrías fútbol masculino sub 17 y Fútbol Femenino. Las chicas también meten goles.

 

4- #MisasPorLaVida

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En junio, celebrando las fiestas patronales de la capilla San Juan Bautista, nos dimos el lujo de invitar al grupo Quinto de Cantares para que interpretaran la Misa para el Tercer Mundo compuesta por el Padre Carlos Mugica. El Padre Guillermo Torre nos prestó la gigantografía con el rostro de Mugica -con la que habíamos celebrado, en mayo, el estreno de esta Misa en la Villa 31, a 44 años de haber sido prohibida y nunca más cantada-, y la celebramos en un día radiante de sol en la cancha del barrio Fátima, con Misa presidida por el Obispo Gustavo Carrara, y con festival musical que incluyó la visita de Peteco Carabajal, que nos hizo cantar y bailar como si estuviéramos en el patio de la casa de su abuela en Santiago del Estero. Otra Misa muy emocionante fue la Misa Chicos en la basílica de San José de Flores, junto a todas las chicas y chicos del decanato, presidida por Monseñor Giobando, en la Iglesia que vió nacer la vocación sacerdotal del Papa Francisco. En agosto, aportamos nuestros cantos y rezos a la multitudinaria Misa por la Vida en la Basílica de Luján, en medio del debate por la legalización del aborto, en el que las mujeres de los barrios sentaron postura a favor de la vida de los más pobres e indefensos, apoyadas por el equipo de la pastoral en las villas con el documento Curas villeros por la vida y la creación de los Hogares del Abrazo Maternal. Ganamos el partido de la Vida.

5- #Bautismos

IMG_9275

Mes de Julio: Bautismo de Silvio. El Padre Adrián lo unge con el óleo crismal.

Este fin de año hay que agradecer a los padres y padrinos por preocuparse de la salvación de las almas de sus seres queridos, y acercar a sus hijos y ahijados para que recibieran el Sacramento del Bautismo, y con él, la efusión del Espíritu Santo en sus vidas y la pertenencia a la tradición y la Fe de sus mayores: ¡Bienvenidas a la Iglesia a las 130 personas –bebés, jóvenes y adultas– que fueron bautizadas este año en la parroquia y las capillas!

6- #Novedad

IMG_4759

El Cristo de la Esperanza, en el playón de la capilla San Juan Bautista.

La comunidad crece en Cristo, y junto a Jesús siempre hay buenas nuevas y dones que agradecer. El día de la Asunción al Cielo de la Virgen María, renovamos el #altar de la parroquia, por uno antiquísimo donado por el Padre Alejandro Llorente, de la Basílica de La Merced. Y el que estaba en la parroquia, ya está instalado en la capilla San Juan Bautista del Barrio La Esperanza, donde también inauguramos el Cristo de la Esperanza, una enorme obra de arte realizada por el ebanista Blas José Petrone. Además, incorporamos un nuevo órgano a la Iglesia, donado por el Padre Carlos White. Jesús trae novedad y renueva no solo los corazones. 

IMG_1876

Nuevo órgano de la Inmaculada.

 

7- #EdificarLaIglesia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Iglesia la edificamos educando en la Fe y en la contemplación, ¡y en la acción! Este año los voluntarios de Ingeniería sin Frontera iniciaron la obra de ampliación del Hogar de Cristo Juan Pablo II. Y además estamos en plena obra de la construcción de la Casita Amigable del Hogar de Cristo San Expedito. Y desde enero, gracias a la Orden de Malta, se inicia la ampliación del colegio parroquial Virgen Inmaculada, que pasará de dos turnos -mañana y noche- a tres, sumándosele el turno tarde. Las vacantes ya están a full.

8- #Fraternidad

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Junto a grandes y chicos este año visitamos la casa de nuestra madre, la Virgen de Luján. En mayo, al celebrar las Fiestas Patronales de la capilla del barrio Fátima. En octubre, en la tradicional peregrinación, este año bajo el lema “Madre, danos fuerzas para unirnos como hermanos”, en la que participamos del grupo de voluntarios que asistió a los caminantes. Y en noviembre, acompañamos a las chicas y chicos de la parroquia a recibir las Segundas Comuniones en la Basílica de Luján junto a las pibas y los pibes de los barrios, donde también rezamos al pie del pesebre esperando al Niño Dios.

9- #Música

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Noviembre, chicas y chicos del colegio Virgen Inmaculada se dieron el lujo de cantar el Himno a la Alegría (en el link, el ensayo en la Acción Católica Argentina) en la Gala Lírica en la Catedral Metropolitana en la cual el Coro y la Orquesta Sinfónica Argentina interpretó, entre otras obras, la Misa Criolla.  El evento fue organizado por la Orden de Malta Argentina a beneficio de las obras de ampliación del colegio. Además, los alumnos de canto y música de Lucía Maranca realizaron dos conciertos: uno en la Usina del Arte a beneficio de los Hogares de Cristo Juan Pablo II y San Expedito, y otro en la Biblioteca Nacional, a beneficio del CAVI.  Como diría Peter Shaffer, “La música es el arte de Dios”.

 

10- #Educación

 

 

Con emoción y orgullo, este año se recibieron los primeros Bachilleres con orientación comercial del Instituto Virgen Inmaculada -IPVI-, turno noche. La entrega de diplomas dió inicio a la Novena a la Inmaculada Concepción, previa Misa y el pase de la Bandera Argentina de la abanderada 2018 Vanesa Brandan -escoltas: Uanina Buss y Paola Brìtez- a la abanderada 2019, Teresa González -escoltas: Nicole Molinas y Cecilia Vázquez-. La primera camada de bachilleres en la historia del colegio parroquial es todo un hito en la vida y el futuro de esta comunidad, que empieza el año con los sueños en marcha, y te desea un muy feliz año 2019.

Navidad nuestra

Las catequistas de los barrios, las chicas y los chicos que se prepararon todo el año para recibir la Eucaristía y nuestros hermanos de los Hogares de Cristo, celebramos la Navidad en la casa de nuestra Madre, la Virgen de Luján.

2 IMG_6448

Este año, el pesebre de la Basílica de Luján está justo bajo el Manto de la imagen original de la Virgen (del año 1630), al otro lado del altar mayor. En un establo de maderas -que bien podría ser cualquier casilla del asentamiento La Veredita- María y José esperan sobre un aguayo. Hay ángeles. Pastores. Los Reyes Magos van viniendo a lo lejos. Hay un árbol de Olivo. La Virgen sonríe. José también. Esperan al Salvador con los brazos abiertos.

 

Es el mediodía del 23 de diciembre en la Basílica de Luján, que está llena de gente. Adentro de la Iglesia el aire está agradable comparado con el solazo que hay afuera. Hoy, que es domingo, hay Misas durante todo el día, está transcurriendo una ahora mismo, mientras el trajinar de los peregrinos es incesante en las naves laterales del enorme templo. Detrás del altar, en “el camarín”, se puede subir por un costado y bajar por el otro costado para visitar el Pesebre que está listo para recibir, mañana, al Niño Dios. Los peregrinos rezan al pie del Pesebre. Algunos escriben sus agradecimientos y súplicas en el Cuaderno de peticiones que está en un atril (las recomendaciones del Sínodo Arquidiocesano: leer atentamente los cuadernos de peticiones de los santuarios, porque marcan el camino hacia donde debe caminar la Iglesia). Ya elevadas las plegarias y agradecimientos en el corazón y de puño y letra, los peregrinos bajan la escalerita por el otro lado del camarín, y en el órgano lateral del Santuario, un organista está tocando nuestra canción: “Santa María del Camino”.

 

Mientras tanto, en las puertas de la Basílica, un enjambre de chicas y chicos vestidos de blanco se amontonan. Estos angelitos son nacidos y criados en las villas de Buenos Aires. Las chicas suspiran de ilusión con sus vestiditos y coronitas impecables. Los chicos, con rosarios en las manos, están más serios que de costumbre. Emocionados.

En los primeros asientos del templo está Margarita, abuela de uno de los chiquitos de la capilla Virgen de Luján del Barrio Fátima, que hoy recibirá su Segunda Comunión. También Claudia, mamá de Leonardo, que recibió la Primera Comunión este año en la parroquia. Está Felicitas, catequista de la capilla San Francisco, que enseña y acompaña a los alumnos de catequesis con la paciencia y la atención de una madre.

En el altar, la gente de la parroquia -Vanessa, Angélica, Teresa- y las catequistas -Sandra, Ana María- se agrupan en el coro junto a la gente de la parroquia Cristo Obrero de la villa 31 -con Silvia a la cabeza-, y de Madre del Pueblo de la villa 1-11-14, para cantar durante toda la Misa presidida por Mons. Gustavo Carrara. El Padre Pedro agarra la guitarra y les da la bienvenida a las chicas y chicos vestidos de blanco que, con los Padres Guillermo y Marco como guías, empiezan a ingresar por la nave central junto a sus párrocos, caminando detrás de las imágenes de la Virgencita. En la espalda de la Virgencita que traen los de la villa 31, está el stencil del rostro del Padre Mugica, presente. A mitad de la fila asoma la enorme bandera Argentina de la villa 20, sostenida por el Padre Franco Punturo, la misma con la que realizaron los cincuenta y pico de kilómetros de la última peregrinación a Luján. En la bandera también está nuestra Madre del Pueblo.

Mientras cantamos, los sacerdotes van ubicando a las chicas y los chicos sentados en el piso alrededor del altar, mirando a la Virgencita en lo alto. Detrás de Ella y bajo su manto, está el pesebre.

 

En la Misa, el Padre Sebastián Suri (parroquia Nuestra Señora del Carmen de la villa Oculta, en pase a la parroquia Santa Rosa de la Av. Belgrano) leyó el Evangelio, y dió una breve homilía en la que felicitó a las chiquitas y chiquitos de las villas “por prepararse en la Fe”.

 

Así, con el altar “sembrado” de futuro, el Obispo y los sacerdotes ofrecieron la Eucaristía primero a las chicas y los chicos, y luego la enorme marea humana presente en el Santuario.

Luego de las comuniones, el Padre Toto de Vedia nombró a todas las villas y parroquias presentes, y comentó que “somos parte de la historia”, porque el año que viene se cumplen 50 años de que los catequistas y sacerdotes de los barrios empezaron a reunirse en la Basílica de Luján, cada diciembre, para celebrar las Segundas Comuniones.

 

La tradición de recibir las Segundas Comuniones en la Basílica de Luján es más antigua que la peregrinación al santuario de la Madre del Pueblo. Nace de la mano de los primeros sacerdotes obreros de las villas -miembros del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo MSTM-. Por entonces, el motivo del encuentro -profundizar la catequesis dándole importancia a recibir a Jesús Sacramentado por segunda vez, con la intención de que las chicas y los chicos continúen yendo a Misa y comulgando- propiciaba la cercanía entre los curas obreros y cientos de catequistas que sufrían acoso y persecuciones mientras se gestaba la dictadura militar y la Triple A ejercía el terrorismo de Estado. 

Hoy, las comunidades parroquiales y los miembros de los Hogares de Cristo compartieron el almuerzo luego de la Misa celebrando ser parte de esta gran familia que, como Jesús, nació pobre y vive pobre, pero en la mayor de las riquezas: la de tener un corazón tierno que recibe “la vida como viene” y abraza al más solo, al menos querido y al que menos puede amar. Una familia en la que nadie queda excluido, que incluye a todos como Dios manda. Feliz Navidad.

Galería de fotos, aquí: https://www.facebook.com/pg/ElAmorVaPrimero/photos/?tab=album&album_id=2323927804504216

El milagro de Guadalupe

Hoy, 12 de diciembre, celebramos a la Virgen de Guadalupe. Bajo su advocación la Virgen María vino a evangelizar al pueblo americano y a traernos al Niño Jesús en su vientre.

P24mGhG

 

La Virgen de Guadalupe es la primera aparición de la Virgen en América Latina, luego de la colonización, fue en 1531 en el entonces imperio Azteca, actual territorio Mexicano.

Se le apareció al indiecito Juan Diego, que la ve y la oye, y conversa con ella en el cerro Tepeyac: María quiere que en ese lugar se construya un santuario “para cuidar al pueblo”. El indiecito, con ayuda de un intérprete, se lo cuenta al Obispo, y el Obispo no le cree. Pero Juan Diego no duda: la Virgen hace crecer un jardín de rosas en la zona desértica donde se le vuelve a aparecer, y le pide que junte las rosas en su tilma -poncho- y se las lleve al Obispo. Al milagro de la floración de rosas en el desierto, se le suma el gran milagro de que al mostrarle el indiecito las rosas al Obispo,  en su poncho quedó estampada la imagen de la Virgen de Guadalupe tal como la conocemos.

 

2017-12-09-PHOTO-00000885 (2)

La Virgen de Guadalupe de visita en la parroquia Virgen Inmaculada, el día de San Juan Diego del año pasado, 9 de diciembre de 2017.

Es tan milagrosa esta virgencita que los milagros se siguieron multiplicando, y no ocurrieron un día de 1531: siguen ocurriendo, en tiempo presente, desde entonces. Porque el poncho del indiecito, de casi 500 años de antiguedad y realizado con fibras naturales de maguey que no resisten más de 30 años sin deshilacharse o hacerse polvo, se conserva intacto. El poncho se conserva vivo, podríamos decir. Así lo ha determinado la ciencia en las reiteradas investigaciones a las que fue sometido. Una de ellas constató que sus fibras conservan una temperatura constante de 37 grados, la temperatura de un cuerpo vivo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al estudiar la tilma científicamente, en los ojos de la Virgen se han descubierto imágenes humanas. Y oftalmólogos detectaron que al acercarle luz a la imagen de la virgen de la tilma, sus pupilas se contraen. Y al alejarla, sus pupilas se dilatan. 

Lo más impactante es que la Virgen de Guadalupe está embarazada: al apoyar el estetoscopio se detectan las pulsaciones de un corazoncito a 115 pulsaciones por minuto. El corazoncito del niño Dios en el vientre de María.

guadalupe-1-e1530545285742

El Papa Francisco, gran cultor guadalupano.

Sorprende que la tela no está pintada. Científicos de la NASA no logran descubrir cómo el poncho refleja la imagen ya que no hay rastros de pinturas ni tintas, el material coloreado no es de ningún material conocido en el planeta tierra. Es más: los colores no están impresos en la tela, sino que “flotan” a tres décimas de milímetro del poncho.

Las estrellas que aparecen en la tilma corresponden a la ubicación del cielo del día en que la Virgen se apareció (solsticio de invierno del 12 de diciembre de 1531).

tilma-juan-diego-guadalupe-no-tiene-explicacion-cientifica

La tela, de 1,43 metros de alto, fue estudiada con tecnología de última generación, rayos X y métodos fotográficos de ampliación de las pupilas 2.500 veces su tamaño natural

A todos estos prodigios se le suman la supervivencia de la tela a accidentes y atentados intencionales. En 1791 se cayó accidentalmente ácido sobre la tela, y en 30 días se reconstituyó sola. Años más tarde, un atentado con una bomba destruyó todo lo que estaba alrededor de la tilma de Guadalupe, pero el poncho se mantuvo intacto y sin daños.

La Virgen y Jesús están vivos en la tilma, que se conserva en el Santuario Santa María de Guadalupe, en México, donde se construyó su templo. Es la Madrecita de ese país: la palabra México en idioma nátuahl proviene de las palabras “Metz – xic – co” que significan “en el centro de la luna”. Porque así se manifiesta su imagen, de pie sobre la medialuna. Una Luna Creciente. Para los mexicanos, la tilma es como el acta de nacimiento del pueblo azteca a la Fe cristiana. Y a su patria.

bandera insurgente méxico

La bandera insurgente del “Grito de Dolores” de la Revolución Mexicana (16 de septiembre de 1810), llevaba la imagen de Guadalupe.

 

 

Si hay Fe, no hay violencia

Hoy 10 de diciembre, en el día de los #DerechosHumanos, compartimos la esperanza del Papa Francisco de que la Paz del mundo es posible, concreta y real. El camino es el diálogo ecuménico.

 

mártires de argelia

Los monjes trapenses, mártires de Argelia.  Foto: Asia News

 

El 8 de diciembre, en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, fueron beatificados Monseñor Pierre Claverie, 7 monjes de Tibhirine y 11 mártires asesinados en Argelia. La beatificación “por odio a la Fe” de estos 19 religiosos -entre los que se encuentran dos hermanas agustinas-  cobra relevancia internacional y abre el camino al diálogo ecuménico por la Paz Mundial, ya que es la primera beatificación celebrada por la Iglesia Católica en un país musulmán. En esta línea, hace unos días, los obispos de la Conferencia Episcopal Argentina firmaron la “Declaración por el Diálogo y la Convivencia” con pastores y representantes de las religiones judía y musulmana, conjuntamente con los copresidentes del Instituto del Diálogo Interreligioso. Si hay Fe, no hay odio ni violencia. Si hay Fe, no hay xenofobia.

 

Mártires por odio a la Fe

1.1 Monjes

Las lápidas de Luc Dochier, Christian de Chergé, Christophe Lebreton, Michel Fleury, Bruno Lemarchand, Célestin Ringeard (foto) y Paul Favre-Miville, en el camposanto del Monasterio, en Argelia. Imagen: France 24  

“21 de mayo de 1996” se lee en las 7 lápidas del cementerio del Monasterio de Tibhirine, en Argelia. Allí descansan las reliquias de los 7 monjes trapenses franceses asesinados por el grupo islámico GIA. Una noche de marzo, mientras los monjes dormían, los terroristas invadieron el Monasterio y los raptaron: se los llevaron, y en cautiverio, les cortaron las cabezas. Dos meses más tarde, el 21 de mayo, aparecieron sus cabezas, pero nunca aparecieron sus cuerpos.

Hoy, el monasterio ha sido convertido en una especie de Museo de la Paz que difunde el mensaje de solidaridad entre cristianos y musulmanes que dejaron estos mártires franceses, beatificados por el Papa Francisco en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre.

La beatificación fue celebrada en el Santuario Notre Dame de la Santa Cruz en Orán, Argelia, por el Cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, en representación del Papa Francisco. En la ceremonia, también fueron beatificados 11 clérigos mártires asesinados durante la Guerra Civil de Argelia, entre los que se encuentran las misioneras agustinas españolas Caridad Álvarez y Esther Paniagua, asesinadas en 1994. El decreto de la beatificación en el que se reconoce el martirio de estos santos, había sido firmado por el Papa Francisco el 27 de enero pasado.

La beatificación “por odio a la Fe” de estos 19 religiosos cobra relevancia internacional y abre el camino al diálogo ecuménico por la Paz Mundial, ya que es la primera beatificación celebrada por la Iglesia Católica en un país musulmán.

 

La vida, el principal Derecho Humano

Abrazar la Fe, es decir, abrazar una creencia religiosa que implica el conocimiento de que el ser humano no es el dueño de la vida ni de la muerte, sino que somos criaturas creadas por un Dios que es superior a la condición humana, parece ser el camino para la defensa de los Derechos Humanos en el mundo, es decir, la defensa de la vida y el fin de las guerras.

 

IMG_3086

El Cardenal Poli junto al nuncio apostólico Mons. Kalenga, Mons. García Cuerva, Mons. Carrara y todos los obispos de la CEA. En su homilía del 8 de agosto en la Misa por la Vida, en el mismo momento en el que en el Congreso Nacional se impedía la legitimación de la interrupción voluntaria del embarazo, dijo el Cardenal Poli: “No se puede pretender legitimar por ley que un ser humano elimine a otro. La vida es el principal derecho humano y primer deber del Estado, del que ninguno debe sentirse excluido”.

En esta línea han venido trabajando los Obispos argentinos durante todo el año. En junio, bajo el lema #ValeTodaVida, junto a líderes de diferentes religiones y confesiones cristianas, los Obispos compartieron una Jornada de Ayuno y Oración para manifestar el respeto a la vida humana (leer aquí). El 8 de agosto, en plena Misa por la Vida en la Catedral Metropolitana, se realizó un momento de oración interreligiosa de valoración de la Vida y los Derechos Humanos -en especial de la vida de los más débiles e indefensos- en el que tres mujeres -una cristiana, una judía, y una musulmana- leyeron reflexiones que aportaron miradas para la convivencia pacífica en las diferencias, partiendo de una base innegociable: Toda Vida es Sagrada.

IMG_0108

Momento de Oración interreligiosa, 8 de agosto de 2018, Misa por la Vida.

Además, hace unos días, los Obispos de la Comisión Episcopal Argentina firmaron en Buenos Aires la “Declaración por el Diálogo y la Convivencia” como una forma de renovar el compromiso interreligioso por la Paz en el mundo, remarcando que es contradictorio invocar la Fe para ejercer la violencia. El documento fue firmado por los pastores religiosos cristianos (Obispos de la Comisiòn Episcopal Argentina), judíos (rabinos de la Asociación Mutual Israelita Argentina) y musulmanes (del Centro Islámico de la República Argentina), y los copresidentes del Instituto de Diálogo Interreligioso (IDI): presbítero Guillermo Marcó, diputado Omar Abboud y el rabino Daniel Goldman.

El desafío para 2019 sigue siendo crear conciencia de que la Paz es posible, si partimos de la base de que toda vida es sagrada y que si hay Fe, no hay violencia ni xenofobia. Si hay Fe hay Esperanza.

 

Goles de Esperanza

 El primer cumpleaños del Hogar de Cristo San Expedito lo celebramos con baile, torta, Misa y mini torneo de fútbol. Salió campeón el Hogar de Cristo San Juan Pablo II. 

26- IMG_5456.JPG

Que los cumplas feliz.

“No venimos a competir sino a compartir” fue la consigna a primera hora de la tarde, antes de iniciar el torneíto triangular de fútbol Copa San Expedito, en el que participaron el anfitrión -Hogar de Cristo San Expedito- y los Hogares San Juan Pablo II, San Cayetano (Santuario de Liniers), Don Orione (villa 15, parroquia del Carmen), Alberto Hurtado y Niños de Belén (de la villa 21-24 parroquia Caacupé).

Nos acompañaron alentando y compartiendo nuestros hermanos del Hogar de Cristo Don Bosco (villa 1-11-14, de la parroquia Madre del Pueblo) y la gente del Hogar de Cristo Santa Clara de Asís, de Fuerte Apache. Entre todos, forman parte de los Goleadores del Equipo de Jesús.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La fiesta se realizó en el Salón San Ceferino de la parroquia, lindante a la cancha de cemento del CAVI, porque la sede del Hogar en la Av. Portela está en plena etapa de construcción de la casita amigable Monseñor Oscar Romero.

No faltaron las hermanas de la Caridad de Jesús Hanna y Amadeus, que hasta se sentaron en las gradas a ver el partido, y se quedaron hasta la Misa por el séptimo día de la Novena a la Inmaculada Concepción.

Mientras compartimos budines y gaseosas viendo los partidos, también hubo lugar para baile a pura cumbia, especialmente del hit del momento “No te creas tan importante”, y los mas chiquitos jugaban con pinturitas haciendo maquillaje artístico. Hubo maquillaje artístico dentro de la cancha también. Fue una tarde vibrante fresca y con sol, en la que no paró de sonar la cumbia al palo, y con un viento que por momentos nos volaba el sombrero:

Los chicos de los Hogares de Cristo jugaron de maravillas, en la cancha rápida de cemento, con toda la garra y la pasión pero con juego limpio. El primer partido -San Juan Pablo II vs San Cayetano- empezó a calentar el ambiente del torneíto en el que jugaron todos contra todos y el San Juan Pablo salió campeón. Segundo puesto: Niños de Belén. Tercer puesto: San Expedito.

Resumen de los partidos del torneo. El coordinador de este Hogar quedó afónico de dirigir a sus campeones. 

 

La entrega de premios incluyó discursos de Damián y Brian, del San Expedito, en los que resumieron el espíritu del Hogar de Cristo desde la mirada de las personas que acuden a sanarse.

Discurso de Damián: Somos una familia que se construye día a día con esfuerzo y voluntad

 

Discurso de Brian: ¿Quién está dispuesto a vivir la vida como viene?

 

Luego de los premios y discursos, vimos los videos del cumple del Hogar y de la construcción de la casita amigable Monseñor Oscar Romero

Compartimos la Misa con la gente de Fuerte Apache -que se quedó hasta el final- y con “la abuela” y los vecinos de la capilla San Juan Bautista y Virgen de Caacupé del barrio La Esperanza. Y al comulgar, cantamos a los gritos “Alma Misionera” y aplaudimos, así es como son las Misas en la villa.

El mensaje del coordinador de los Hogares, Esteban Alemán, nos dió las claves para seguir construyendo futuro desde los Hogares de Cristo: unidad y pertenencia. Como para seguir celebrando campeonatos y cantando “vení vení, cantá conmigo, que un amigo vas a encontrar. Que de la mano, de Jesucristo, toda la vuelta vamos a dar”

 

Alma Misionera

Hoy 3 de diciembre, en el Día de San Francisco Javier -patrono de los misioneros y las misioneras- compartimos el Camino de Fe de las personas de vida consagrada cercanas a nuestra comunidad.

IMG_5152.JPG

El Padre Manolo, el Padre Pedro, Ana -misionera de Cristo Resucitado- y el Padre Adrián.  La vida de servicio y la alegría van de la mano.

Según el Derecho Canónico, los hombres y mujeres que eligen seguir de cerca a Jesús siendo sacerdotes, diáconos y religiosas, hacen votos de pobreza, obediencia y castidad. Ellas y ellos llevan una #VidaConsagrada dedicándose por enteros a Dios en comunidades o congregaciones que se especializan en un carisma. Los carismas son el modo en que las congregaciones aspiran a la perfección de la Caridad. Así, el carisma franciscano es “Paz y Bien”, el dominico “Alabar, bendecir, predicar”, el agustino “una sola alma, un solo corazón para Cristo”, el carmelita “contemplación, meditación y trabajo”, el ignaciano “contemplación y acción”. Sea cual sea el carisma de la orden o congregación a la que pertenecen, el norte de las personas consagradas es la edificación de la Iglesia y la salvación del mundo, anunciando a la esperanza de la Resurrección.

IMG_5082.JPG

“El semi” Oscar, feliz de recibir el Ministerio del Acolitado.

Dedicamos el cuarto día de la #Novena a la Inmaculada Concepción a rezar por -y con- las personas de vida consagrada que están cerca de esta comunidad. Fue el domingo 2 de diciembre, un día muy especial que empezó a las 11 de la mañana con la Misa en la que el Seminarista Oscar -que hace más de un año que nos acompaña- recibió el Ministerio del Acolitado, un paso muy importante en su camino de Fe.

El Acólito es quien cuida el servicio del altar, asiste a diáconos y sacerdotes en las acciones de la Liturgia y da la Comunión como Ministro Extraordinario. Es el paso previo a recibir el Ministerio del Diaconado, y luego, el Sacramento del Sacerdocio. 

Acompañado por sus compañeros del Seminario, y por el párroco del Santuario de San Cayetano de Liniers, Padre Toto Vignale (Oscar estuvo un tiempo como seminarista en esa parroquia), y por las catequistas, niños y vecinos del barrio, Oscar recibió emocionado el Ministerio y nos dió la Comunión cantando. Resumen de lal Misa:

 

Oscar compartió su experiencia de misión en el barrio con todos los vecinos, a modo de despedida, porque su Acolitado coincide con su regreso a su Neuquén natal. Con el humor que lo caracteriza, empezó diciendo que había escrito unas líneas para expresar su agradecimiento, su aprendizaje, su despedida, “cuatro hojas, nomás”:

 

Luego de la Misa, del almuerzo compartido y de una tarde a puro baile con las catequistas y vecinos, a las 18,30, rezamos el Rosario en el cuarto día de la Novena a la Inmaculada junto con más sacerdotes y religiosas consagradas que vinieron especialmente a la Misa a compartir sus experiencias vocacionales y pastorales:

1 IMG_5143_Moment

La hermana Blanca, junto a  las hermanas Ana y Alejandra.

Con 60 años de servicio religioso, la hermana Blanca es marianista y misiona en la parroquia Nuestra Señora de Fátima de Villa Soldati: “Nuestra congregación nació para ayudar a María en su misión de dar a Jesús a todos. María fue su primera misionera. Nuestra misión es: dejar que María nos haga ser como Jesús, y ayudar a María en su  misión de dar a conocer a Jesús a todos los hombres de todos los tiempos. Eso es lo que intentamos, agradecidos de nuestra vocación”.

Alejandra y Ana son hermanas misioneras de Cristo Resucitado,  una orden religiosa nueva, nacida en el Uruguay, formada por mujeres profesionales -psicólogas, maestras, asistentes sociales que no usan hábito. Se visten como cualquier mujer común y corriente. Son mujeres comunes y corrientes que responden al llamado de la vida religiosa para llevar a los corazones la esperanza de El Resucitado, y por lo tanto, alegría.

En la parroquia prestan servicio religioso dando catequesis en el Instituto Virgen Inmaculada y acompañando a las personas que acuden a los Hogares de Cristo Juan Pablo II y San Expedito, y a las vecinas del barrio Los Pinos.

Viven en una casa en el barrio de Flores llena de libros, instrumentos musicales, y una enorme cocina con una gran mesa que invita a compartir (leer más aquí)

2 IMG_5144_Moment

Palabras de la hermana Ana, misionera de Cristo Resucitado: “Nuestra misión es llevar a Jesús Resucitado a los lugares donde hay más oscuridad, necesidad, falta de vida, para que presencia del Resucitado, a través de nuestra vida, también llegue a otras personas y las resucite, en la medida en la que el Señor quiera”.

 

Por las hermanas de la Comunidad del Cordero vinieron la hermana Pía (porteña), la hermana Ana (austríaca) y la hermana Esperanza (tucumana). Están en la Argentina desde 1996, convocadas por el entonces Obispo Auxiliar de Buenos Aires Padre Jorge Bergoglio. Son una congregación dominica relativamente nueva, que nace en 1968 en Francia, y hoy con presencia en todo el mundo. En la Argentina viven 7 hermanas en una casa en el barrio de Constitución, y tienen una sede en Laferrere. Su carisma combina la contemplación y la misión.

Van por el mundo peregrinas, orantes, pobres y mendicantes, tras los pasos de santo Domingo y de san Francisco, al encuentro de los más pobres del mundo para que todos, ricos y pobres, reciban la Luz del Evangelio, de Jesús, Cordero de Dios.

 

3 IMG_5144_Moment.jpg

Palabras de la hermana Ana: “Yo personalmente encontré en la Comunidad del Cordero a Jesús pobre y crucificado. Somos mendicantes: vamos a mendigar nuestro alimento en las casas para dar testimonio del amor mendicante de Dios, porque Dios mendiga a cada uno de nosotros nuestro amor. Somos misioneras y contemplativas, pasamos varias horas al día rezando, rezamos por las personas que encontramos en la misión. Y la oración y la vida comunitaria es la fuerza que nos lleva a salir a misionar, para llevar ese amor y esa luz y esa alegría a la vida cotidiana”.
http://www.communautedelagneau.org/es/pequeno-monasterio-de-buenos-aires/

Las hermanas de la Caridad de Jesús Hanna y Amadeus son las nuevas integrantes del barrio Fátima. Tan simpáticas como tímidas, fueron recibidas oficialmente en el barrio la semana pasada por el Cardenal Mario Poli (leer más aquì). Viven frente a la Capilla Virgen de Luján, en la cual ya están prestando servicio religioso. Son coreanas y su congregación fue fundada en Japón.

4 IMG_5144_Moment

Palabras de la hermana Amadeus: “Somos hermanas de la Caridad de Jesús, de la familia salesiana, nuestro carisma es llevar la misericordia de Jesús a los niños, a los jóvenes y a las familias”.
http://www.caritadigesu.com/es/

La hermana Felicitas Nessi hace 17 años que vive en el barrio Fátima. Forma parte de la congregación de las hermanas del Sagrado Corazón. Llegó a la villa de la mano de la mítica Hermana María Bassa, gran colaboradora de los Curas Villeros en los barrios junto a los Padres Jorge Vernazza y Carlos Mugica en la época en la que se gestaba la dictadura militar y la triple A ejercía el terrorismo de Estado.   

IMG_5162.JPG

La hermana Felicitas conversa con el Padre Manolo

Palabras de la Hermana Felicitas: “Entregar mi vida entera siguiendo a Jesús fue la invitación que cambió mi vida hace casi 60 años. Recerar esta propuesta día a día, paso a paso, es lo que la alimenta, refresca y dinamiza. Cuando la escucha a Dios -que se manifiesta y clama en la vida y en la historia- se torna fidelidad, la creatividad se pone en juego. Colegios, familia, comunidades, barriadas del Gran Buenos Aires y Córdoba, pueblos de Formosa, Salta y La Rioja, pueblos originarios y hoy Villa 3-Fátima fueron dejando huellas imborrables en mi vida.

Con ellas y ellos… tan diferentes, tan únicos… fuí aprendiendo a ser y a hacerme “hermana” de todos, según el proyecto de Jesús. Miles de vidas, miles de rostros, miles de historias me constituyen hoy en lo que soy, y agrandan mi corazón con esa plenitud de amor fecundo que encuentro en el Corazón de Jesús. No puedo decir que el camino fue fácil… ¡pero todo lo vivido me hace inmensamente feliz!”

 

Luego de la Misa -presidida por el Padre Manolo, de la parroquia Nuestra Señora de Fátima de la Villa 3- los sacerdotes propusieron que los presentes bendijeran a las religiosas y sacerdotes que compartieron su experiencia de Fe. Un gesto de humildad que los vecinos, emocionados, valoraron y agradecieron, con la certeza de que -como dijo la Madre Teresa-, el fruto del servicio es la alegría.

6 IMG_6716.JPG

Almas consagradas, rezándole a la Virgen.