La vida por los pobres

En una celebración que resultó ser un homenaje a los fundadores del equipo de Curas Villeros que está cumpliendo 50 años de vida, se celebró la III Jornada Mundial de los Pobres en la parroquia Madre del Pueblo del Bajo Flores, en el rebautizado barrio Padre Rodolfo Ricciardelli. 

 

6 IMG_7947_Moment

Los vecinos vitorean las imágenes de los “santos del pueblo” Carlos Mugica, Rodolfo Ricciardelli y Jorge Vernazza, en la celebración de la III Jornada Mundial de los Pobres.

“El Papa Francisco hizo importantes a los pobres. Los hizo protagonistas. Para enseñarnos que los pobres no son objeto de políticas públicas, ni de miradas. Los pobres son también sujetos, son personas que sienten, que piensan, que se admiran”. Así dió inicio a la celebración por la III Jornada Mundial de los Pobres el Padre Juan Isasmendi, en la parroquia Santa María Madre del Pueblo del Bajo Flores, el domingo 17 de noviembre. 

Se trató de una celebración sencilla y significativa en esta parroquia que fue la primera de la arquidiócesis erigida dentro de una villa, fundada como capilla en 1965 por Mons. Jorge Vernazza. En 1974 los vecinos de la villa construyeron el actual templo con sus manos, todo un símbolo de cómo nacieron los primeros barrios obreros junto a las primeras capillas villeras de Buenos Aires.

Además, el 7 de noviembre esta villa fue reconocida por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires como el “Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli”, en honor al sacerdote que tanto hizo por los pobres del lugar y que fue miembro fundador del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo -MSTM-, cuyo legado han heredado -y conservan y continúan hoy- los Curas Villeros. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entre mates y tortas fritas nos refugiamos del calor bajo la arboleda del patio lindero a la Iglesia Madre del Pueblo -donde descansan las reliquias del Padre Ricciardelli-. Los pajaritos cantan. La celebración transcurre como en un espacio fuera del tiempo, un lugar que podría ser esos patios de los ranchos del interior de la Argentina profunda. Es un típico patio criollo donde han instalado un altar en el que las imágenes de los primeros Curas de las Villas serán escoltadas por la imagen de la patrona del lugar – la Virgen de Luján- y el Cura Brochero. 

Para empezar la fiesta suena una chaya, música ancestral incaica anterior a la llegada de los españoles a América. En idioma quechua, chaya (“cha´llay”) significa “rocío de agua”, y no es solo una música folclórica, es un ritual con canto y baile en agradecimiento a la Pachamama por los frutos de la tierra. En la Argentina lo siguen practicando los diaguitas en La Rioja en cada carnaval, como un culto agrario heredado de los incas en honor y agradecimiento a la Madre Tierra. Hoy esa música suena como un rocío de agua bautismal para celebrar el segundo nacimiento de esta villa, rebautizada con el nombre del sacerdote que tanto luchó junto al pueblo en los años 70 y 80, resistiendo las topadoras municipales y reconstruyendo los ranchos demolidos; enseñando dignidad y fortaleza para defender los derechos humanos sin violencia pero con firmeza.

Sabio maestro” nombra el Padre Vernazza a Ricciardelli en su libro “Para comprender una vida con los pobres: Curas Villeros”, en el que resume 20 años de tarea pastoral del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo -MSTM- en la villas. En el libro Vernazza habla de tres columnas centrales -y actuales- de la vida en los barrios, presentes hoy en la celebración: la esperanza de los pobres, la cultura popular y la religiosidad de las villas. “Una cosa es el pueblo y otra cosa las estructuras de poder, jurídicas o políticas. El pueblo son los hombres y mujeres nutridos en una “cultura de vida popular” amasada por ellos mismos. Este pueblo sobrevive, como oculto y disimulado, a veces por largos años, bajo estructuras políticas que le son adversas y tienden a destruirlo. Es el tiempo entonces, más que nunca, de atender y fomentar las raíces profundas de esa cultura del pueblo, fundamentalmente su religiosidad … Esa religiosidad es la fuente de la esperanza, que ayuda a mantener la propia identidad y sabe aguardar el momento propicio para volver a levantar la cabeza”.  En 2019 el equipo de los Curas Villeros está cumpliendo 50 años de vida y continúa con el legado dar la vida por los más pobres y débiles de la sociedad.

“La esperanza de los pobres no fracasará gracias a la fuerza de la comunidad. El Papa Francisco hizo a los pobres protagonistas” dijo el Padre Isasmendi y saludó a los presentes y a los miembros de La Cámpora que llegaron con una enorme olla con arroz con leche para compartir.

Luego ingresaron las banderas de la Argentina, el Paraguay, Bolivia y Perú, fueron unidas en sus extremos y colocadas sobre el altar. “Las banderas nos ayudan a sentir nuestra identidad, que no es solo la de mi país, sino la de ser latinoamericanos. Sentimos nuestras banderas como un camino de integración y de encuentro. Esta unidad se da en el Bajo Flores y en todos los barrios, todos los días”, dijo el Padre Juan. 

La ceremonia continuó con el ingreso de las imágenes de Ricciardelli, Vernazza y Mugica, que fueron vitoreadas por los presentes y colocadas sobre las banderas del altar.

 Luego se encendió una vela y el Padre Juan habló de la relación entre la luz de las velas y la gente sencilla, “signo de la fe y la identidad de los pobres”, quizá pensando en el documento “Luz para los pobres” que el equipo de Curas Villeros dió a conocer en junio en el Día del Pontífice. Finalmente, ingresó al altar un Cristo indio, con rasgos indígenas, para dar paso a la la lectura de la meditación del Padre Mugica que realizó el Padre Nacho Bagattini. 

“La persona que les dió lugar a los curas en las villas fue el Padre Rafael Tello, con su lema es el pueblo el que evangeliza al pueblodijo Juan. E invitó a los presentes a dar su testimonio de vida en el barrio, respondiendo las preguntas Quiénes somos, y qué vivimos”.

Compartieron su testimonio diferentes agrupaciones que conforman la comunidad del Barrio Ricciardelli, como miembros de los Hogares de Cristo, del grupo de los compadres que incluye familias de 3 generaciones viviendo en la villa, la gente de la escuelita de fútbol y del centro de jubilados Papa Francisco. 

“A veces se trata de escuchar el clamor de pueblos enteros, de los pueblos más pobres de la tierra, porque «la paz se funda no sólo en el respeto de los derechos del hombre, sino también en el de los derechos de los pueblos»” dice el Papa Francisco en su exhortación Apostólica Evangelii Gaudium (190), y esto es lo que surgió en la mayoría de las palabras de los miembros del Barrio Ricciardelli: la angustia y el grito de las comunidades latinoamericanas ante la situación que se vive en Bolivia y en Chile. Fany, una señora boliviana -llorando- invitó “a rezar por mi país. Somos hermanos y duele mucho lo que pasa en Bolivia”.

En nombre de los bomberos voluntarios habló Javier Páez, oriundo del barrio chino de La Boca, criado en la calle. “Los bomberos salvamos sin discriminar, para nosotros no hay adictos, judíos, ladrones, negros, porque somos todos iguales. Somos testigos de milagros, somos servidores, estamos donde nadie quiere estar”. 

Luego el Padre Juan les entregó una Virgencita de Luján para que los acompañe en el nuevo cuartel que queda frente a la parroquia. 

“Las hermanitas son una gracia de Dios para el barrio, y nos ayudan mucho” dijo el Padre Juan luego del testimonio pastoral de las hermanas franciscanas angelinas y las Misioneras de la Caridad de Santa Teresa de Calcuta.

Luego habló la psicóloga de Madre el Pueblo, Patricia: “Nosotros trabajamos con la técnica de Víctor Frankl: el dolor no solo tira para abajo, también construye esperanza. Nosotros también hemos visto milagros aquí en el barrio, de personas que no habían terminado la primaria y ahora van a la universidad. Para nosotros eso es un regalo, nos sentimos parte del barrio”.

Respecto al mensaje papal por la III Jornada Mundial de los Pobres, que hace referencia a que a los pobres no se les perdona ni siquiera su pobreza, dijo el Padre Juan: “Los que tienen una mirada peyorativa de los pobres creen que la gente solo viene a la parroquia a buscar comida. Pero la gente, cuando pide comida, pide y quiere ser alguien en la vida. Esto es lo que hay que saber mirar ”. 

12 IMG_8045

Chochi, del barrio Charrúa -históricamente identificado con la comunidad boliviana y la advocación a la Virgen de Copacabana-, dió su testimonio desde las épocas en las que a ese barrio se lo conocía como “Villa Piolín”: “ Vine de Tucumán cuando tenía 3 años. Hace 60 años que vivo en el barrio Charrúa, un lugar que estuvo durante años en total estado de abandono. Hoy veo una mejora en la calidad de vida de la gente, y represento en la comisión vecinal a argentinos, bolivianos, paraguayos y peruanos, porque somos todos hermanos. El Barrio Charrúa se llamó durante años Villa Piolín porque luego de tres incendios grandísimos que sufrimos, que destruyeron todo, tuvimos que cercar los espacios de los ranchos con piolines, y sufrimos atropellos de la montada por los piolines”.

Luego hizo su entrada el Tinku Madre del Pueblo encabezado por los más chiquitos de la comunidad, haciendo carne la pastoral de la ternura típica de los Curas de las villas:

El Tinku llenó la celebración de color, alegría y espíritu latinoamericano: 

Luego de que se repartieran afiches con el rostro del Padre Ricciardelli y que el Padre Juan invitara a la inauguración formal de una enorme escultura del Padre Richard que fue colocada en la Av. Perito Moreno, en la entrada de la villa, el 8 de diciembre, (realizada por el escultor Alejandro Marmo) todo el mundo cantó la canción al Padre Richar compuesta por una vecina del barrio cuando murió en 2008, que es un homenaje a los primeros curas de las villas, santos del pueblo que siguen guiando a las familias obreras de los barrios populares:

13 IMG_8050

Anoche yo tuve un sueño 
soñé que un ángel me habló
lo que pasó en el Cielo
el ángel a mi me contó.
El día 13 de julio
hasta el Cielo llegó
el padre de los humildes
que ese día nos dejó.
San Pedro le abrió la puerta
La Virgen lo recibió
Jesús le dió un abrazo
y el Padre Dios le sonrió.
El Cielo estaba de fiesta
un hijo amado llegó
y tocaron las orquestas
y el Coro de ángel cantó.
Discurso de bienvenida
Carlos Mugica leyó
también estaba Vernazza 
que bienvenida le dió.
Sentado en una mesa 
estaba el Padre Daniel
conversando con Juan Diego
y el negrito Manuel.
Había allí tanta gente
que no lo podía creer
también estaba presente
el indiecito José.
Aquí termina el sueño
el ángel se alejó
pero me dijo sonriendo:
Rodolfo ya está con Dios.

Finalmente, el Padre Juan dió la bendición final de la celebración en la que exhortó a escuchar el corazón y a no bajar los brazos. Justo detrás del altar, adentro de la Iglesia, se ve el sepulcro del Padre Ricciardelli cuyas reliquias fueron traídas aquí por iniciativa del Cardenal Jorge Bergoglio.

El Cristo de los Pobres

Breve semblanza de la escultura “Jesús sin techo” que se encuentra en un retablo de la Catedral Primada de Buenos Aires, con motivo de la III Jornada Mundial de los Pobres.

img_7586.jpg

“Soberana Orden de Malta. Como expresión de amor a nuestros hermanos sin techo”.

Entrando en la Catedral Metropolitana, en el primer retablo de la izquierda, junto a la imagen de Jesús crucificado, hay un banco de plaza con la escultura de un hombre tendido, de tamaño natural. Es la escultura “Jesús sin techo”. Conmueve su realismo. La primera sensación en la primera mirada es que realmente hay alguien, una persona, durmiendo en ese banco. Es una imagen que va en aumento, en la vida real, en las calles de Buenos Aires y de las grandes ciudades del mundo. Es un hombre sin hogar que está completamente arropado, protegiéndose del frío.

IMG_7582 pies

Flaco y desgarbado, siente más el frío porque tiene hambre. Una capucha le tapa la cabeza: no tiene rostro. El rostro de esta escultura se manifiesta en sus pies: sabemos que es Jesús porque en sus pies, desnudos, están los estigmas de los clavos de La Cruz. No tiene techo, ni trabajo, ni tierra. Es consecuencia de la cultura del descarte. 

 

Una copia en tamaño reducido de esta escultura de bronce, creación del artista canadiense Timothy P. Schmalz, fue presentada al Papa Francisco en audiencia general en noviembre de 2013, pocos meses después de haber sido elegido Sumo Pontífice, durante la semana del Año de la Misericordia. Por entonces Francisco se conmovió ante esta obra de arte. Tocó sus rodillas y pies y se puso a rezar. Luego, la bendijo. En 2016 la misma escultura en tamaño natural fue colocada en la Limosnería Apostólica del Vaticano. La original está en el Regis College, la Facultad Jesuita de Toronto, Canadá.

JesusSinTecho1 vía Alfa y Omega

2013. El Papa Francisco bendiciendo la escultura “Jesús sin techo” en tamaño reducido.

Luego el Papa Francisco envió 12 copias de la escultura en tamaño natural a diferentes países con motivo de la inauguración de la Jornada Mundial de los Pobres en 2017. Hay una instalada en la plaza frente a la Catedral de Río de Janeiro, junto a la imagen de Santa Teresa de Calcuta. También en Australia, Cuba, India, Irlanda, España y Estados Unidos.

Jesús sin techo Río de Janeiro vía

“Jesús sin techo”, frente a la Catedral de Río de Janeiro.

La promoción de los pobres, también en lo social, no es un compromiso externo al anuncio del Evangelio, por el contrario, pone de manifiesto el realismo de la fe cristiana y su validez histórica”, dice el Papa Francisco en el mensaje por la III Jornada Mundial de los Pobres. Texto completo aquí:  http://bit.ly/IIIJMP

1 postal

 

Caravana cultural

Hoy empezó la cuarta caravana de arte en la que los alumnos del turno mañana del Colegio Virgen Inmaculada -con orientación en artes visuales- exponen sus creaciones artísticas y gastronómicas. Mañana al mediodía continúa con show de música y feria gastronómica en la Plaza Ramón Carrillo.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy empezó la cuarta caravana cultural organizada por la comunidad del Instituto Parroquial Virgen Inmaculada -IPVI- y continúa mañana. Se está realizando de manera renovada con nuevos talleres de arte, feria gastronómica y la proyección de un cortometraje coordinado por la UNTREF. La novedad es que este año la caravana sale al barrio y a las actividades del día de hoy jueves 14 de febrero  -puertas adentro- se suman las exhibiciones de mañana viernes 15, en la Plaza Ramón Carrillo, en la que habrá números musicales y feria gastronómica.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además de los talleres artísticos de acrobacia, artesanías, stop motion, lettering, artes visuales y encuadernación a puertas adentro de la escuela y guiados por los diversos profesores a cargo, también se proyectó el corto “Maga” realizado por los alumnos de cuarto año.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mañana la caravana será de jornada extendida: dentro del cole por la mañana, y luego de un almuerzo compartido, de 12,50 a 17 la caravana se trasladará a la plaza del barrio Ramón Carrillo. Allí habrá diversas muestras, exposiciones, música en vivo y diferentes actividades abiertas al barrio; un escenario donde los estudiantes presentarán números musicales acompañados por bandas sorpresa, y una feria gastronómica.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es importante destacar que en esta ocasión la caravana cultural sale del colegio para compartir con la comunidad del barrio Ramón Carrillo las diferentes actividades planificadas por los estudiantes.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las actividades y muestras de diversos lenguajes artísticos son de una enorme riqueza que se suman a la diversidad cultural de la población del barrio, compuesta por familias argentinas, paraguayas, bolivianas y peruanas. Con tal fin se convocó a diferentes talleristas y profesores para compartir conocimientos, habilidades, destrezas y nuevos aprendizajes dentro de una variedad amplia de disciplinas. 

WhatsApp Image 2019-11-14 at 17.08.59 (1)

Desde su inauguración en 2015 la matrícula de alumnos del Instituto Parroquial Virgen Inmaculada ha crecido de forma exponencial, y en cada año se han sumado orientaciones para darle a los jóvenes del barrio la posibilidad de un primer acercamiento vocacional de cara al futuro desde sus estudios secundarios.

LOGO COLE ALTA

El colegio empezó con 30 alumnos en un turno mañana con orientación en artes visuales, de 5 años de duración. En 2017 incorporó el turno noche de tres años para adultos, que se reciben con el título de Perito Comercial especializado en administración de empresas. El año pasado se abrió el turno tarde, un bachillerato con orientación en deportes, de 5 años de duración. 

Todos los alumnos asisten al comedor del colegio, cosa que facilita la asistencia a clases, en un espacio donde además de alimentarse socializan: los del turno mañana reciben el desayuno y el almuerzo. Los del turno tarde el almuerzo y la merienda. Y los del turno noche reciben una vianda. 

Sumando los tres turnos, la matrícula de alumnos ronda los 360 estudiantes, de los cuales 130 alumnos están cursando en la actualidad el Bachillerato en Artes Visuales del turno mañana. Este año se recibe la primera promoción -¡22 bachilleres!-. La entrega de diplomas será el lunes 9 de diciembre con Misa y fiesta. 

El Instituto Parroquial Virgen Inmaculada es una escuela pública de gestión privada y cuota cero, modelo instrumentado por las escuelas de las parroquias de la pastoral en las villas que brindan educación en la fe y en la libertad. Es solo de nivel secundario complementando las posibilidades de escolarización de la población infantil de la villa, que ya acude al jardín de infantes y a la escuela primaria en el barrio. Al darles la oportunidad a los adolescentes de continuar con sus estudios en el barrio, la función de la escuela, además de educativa, es preventiva, de inclusión y promoción social.

Los gastos de mantenimiento, las actividades extra‐programáticas, los elementos de estudios, los útiles escolares y las mejoras edilicias se sostienen con el esfuerzo y la solidaridad de la comunidad y aportes privado. Los invitamos a colaborar ingresando en este link: http://bit.ly/DonarCole

Preparar el corazón

Ya empezamos a organizar las Fiestas Patronales mientras realizamos los Campamentos de Comunión y Confirmación, Bautismos y el Retiro Espiritual de las Mujeres de la Granja La Providencia.

 

11 KEQI3766 (3)

El sábado 9 y el domingo 10 de noviembre 74 niñas y niños de catequesis de la parroquia y las capillas se reunieron en General Rodríguez en el campamento de Primeras Comuniones y Confirmaciones que ser realizarán durante la Novena por las Fiestas Patronales de la parroquia el próximo 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción. 

GALERÍA DE FOTOS EN ESTE LINK

7 SIZO5636

¿Qué recibimos en el Sacramento de la Confirmación?

Los chicos estuvieron acompañados por el Padre Adrián, y guiados por las y los catequistas, que les hicieron realizar dinámicas, los cuidaron mientras jugaron y colaboraron con Maura y Claudia que les prepararon las comidas y almuerzos. 

Y como cada vez que se reúnen, los chicos cantaron el Rap de la Bendición al momento de bendecir los alimentos:

 

El domingo, mientras las chicas y chicos siguieron de campamento, el Padre Adrián volvió a Soldati a dar las misas de 9 en capilla San Francisco, de 10 en Virgen de Luján y de 11 en la parroquia.

En la capilla Virgen de Luján del Barrio Fátima los mellizos Érik e Isaías recibieron el Sacramento del Bautismo.

Durante las peticiones, tanto en Virgen de Luján como en la Inmaculada, se rogó especialmente por nuestros hermanos del pueblo chileno y boliviano que atraviesan momentos difíciles, y por el retiro espiritual que está realizando el Padre Pedro en Córdoba. 

Además, durante la semana, se realizó el retiro espiritual de las madres de la Granja La Providencia y sus hijos, organizado por un grupo de Mujeres de Entretiempo, al que asistió Yamila -del Hogar de Cristo San Juan Pablo II- con sus hijos. 

WGLD7100

El domingo, en el EPI -Espacio de Primera Infancia- Mons. Enrique Angelelli, Yamila se reencontró con Mabel, una de las organizadoras del retiro.

Para el retiro, las mujeres de Entretiempo habían realizado una convocatoria para recibir donaciones de cosas dulces y saladas para la Mesa de café, ¡que fue un éxito! “Queremos agradecerles a todos los que nos acercaron galletitas, budines, tortas, pastafrolas, caramelos y chupetines, y snacks salados. Las 38 mujeres que realizaron el retiro estaban felices con la mesa del café. Y sus hijos, cuidados por Sofía, Teresa y Pilar, también disfrutaron de lo donado y hasta vieron una película disfrutando de los pochoclos que nos enciaron. ¡Gracias a todos por tan abundante generosidad!” agradecieron las organizadoras. 

1 apertura ok

Luego de la Misa de cierre, presidida por el Padre Juan Isasmendi (parroquia Madre del Pueblo) foto grupal de las chicas de la Granja, las organizadoras de Entretiempo, y las chicas que se ocuparon de cuidar a los chiquitos para que sus mamás pudieran realizar el retiro.

Las mujeres de entretiempo están invitando a todas las personas a preparar su corazón para el adviento, consagrándose a la Virgen María. Pueden realizar la consagración tanto hombres como mujeres, y no es necesario que participen de grupos de Entretiempo. Esta Consagración a la Inmaculada Concepción forma parte de la apertura del próximo Año Mariano que se inicia el 8 de diciembre. 

“Deseamos que haya muchos corazones que quieran ponerse bajo el amparo de Mamá en el Cielo. Lo singular de esta consagración es que nos consagramos a Jesús por medio de María durante 4 semanas, a través de audios y lecturas”. Quienes quieran unirse vía wasap, hagan click aquí: Consagración a la Virgen

20 años de sacerdocio

Con Misas y ágape en la parroquia y en la Iglesia del Corazón de Jesús de la UCA Puerto Madero -donde el Padre Pedro es capellán- celebramos la alegría de tantos años de servicio misionero

1 apertura nota IMG_7327_Moment_Moment ok

La torta de aniversario, en el altar.

Vistiendo la misma casulla que estrenó el 6 de noviembre de 1999, cuando fue ordenado sacerdote por el Arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio, este domingo el Padre Pedro presidió la Misa en la que celebramos sus 20 años de vida sacerdotal y en la que también recibieron el sacramento del bautismo tres niños del Barrio San Francisco: Humberto Aaron, Tobías y Juan Antonio

 

IMG_7330

El coro de este domingo fue especial: José estuvo acompañado por los hermanos de Pedro -Juan en guitarra y Jorge en el órgano- y Dimitri “Dima”, que es un amigo pero es como un hermano, al violín. 

La Iglesia estaba repleta de miembros de la comunidad de los barrios Carrillo, Fátima, La Esperanza, Los Pinos y San Francisco, y de gente muy querida por Pedro: sus hermanas Ana y María, su hermano Francisco y su pareja Marcela, el coordinador del Hogar de Cristo San Juan Pablo II Esteban Alemán y su esposa Nilda, el rector del colegio Inmaculada Matías Brunori, profes del cole, las familias del Hogar de Cristo, su tía Sofía Bustamante con su hija Vicky, su primo Rafael Moreno con su mujer Gisella y su hijo Lautaro, catequistas, miembros de Entretiempo Mujeres y Varones y niños del Movimiento Infantil de Exploradores.

Fue concelebrada por el Padre Martín Bordieu -amigo de Pedro y párroco de Jesús Sacramentado- el Padre Adrián Bennardis y el diácono Jorge Ganz. 

 

Pedro estaba muy emocionado. Sus 20 años de sacerdocio coinciden con el aniversario 20 de la muerte de su abuela Mamama, y ayer en el Día de los Fieles Difuntos participó del Gesto misionero “Consuelen a mi pueblo” en el cementerio de Flores rezando especialmente por su mamá Beba Oyuela

Durante la homilía resumió sus 20 años de vida consagrada: se ordenó el 6 de noviembre de 1999, dió su primera Misa en Santa Rosa de Lima, enseguida fue a formar parte de la parroquia Nuestra Señora de Las Nieves, luego estuvo un año en San Pedro en el barrio de Monte Castro, luego 5 años en la Misericordia de Mataderos y hace 10 años que es párroco aquí en la Inmaculada de Soldati, sucediendo al Padre Gustavo Carrara.

Se preguntó -y respondió- el Padre Pedro:  “¿Qué me gustaría agradecer? Dos o tres momentos en alguna Misa del colegio, en la semana, junto a 5 o 10 personas, celebrando la Misa pensar: para esto nací. Agradezco ese ratito de luz que te hace sentir que este es el camino, que ésta es tu estrella. Ese pequeño mordisco del cielo que nos señala que es lo correcto, cuando el corazón sabe que estamos haciendo lo correcto, esa convicción íntima y personal que se refrenda con la vida comunitaria es lo que quiero agradecer. La comunidad, la Iglesia, el pueblo son los que nos van confirmando e iluminan el camino del sacerdocio. A mí la comunidad de Villa Soldati me volvió a parir como sacerdote, aquí la gente me recibió y me transformó. Gracias, muchas gracias. Nunca se sabe el futuro, pero apostamos por 20 años más por lo menos”. 

Luego se refirió a “Las Tres C” de los #CurasVilleros, Capilla, Colegio y Club encarnados en el Colegio, el CAVI y el Hogar de Cristo San Juan Pablo II como “el amor de Dios en acción”

Después recibió regalitos y palabras de afecto de los diferentes grupos de la comunidad de la Inmaculada. Eli, en representación de la comunidad de la ermita de San Cayetano del barrio Lacarra, le regaló un par de súper zapatillas:

“La Abuela”, de la capilla San Juan Bautista y Virgen de Caacupé del barrio La Esperanza, agarró el micrófono y le agradeció la construcción de la capilla más reciente de esta parroquia, poblado en su mayoría por personas de la colectividad paraguaya y boliviana que se instalaron allí luego del desalojo del Parque Indoamericano en 2010.

Pedro agradeció a Entretiempo de Varones y mujeres, y habló Alejandro: “Nos conocimos en 2014. Destacamos la sonrisa en la cara de Pedro. A pesar de todos los inconvenientes siempre está con esa sonrisa que lo caracteriza. La felicidad de Jesús”. ¡Los varones de ET le regalaron a Pedro una guitarra divina! Y compartieron un mensaje de audio del seminarista Oscar Carús:

Belén Quispe, coordinadora de catequesis, dijo: “Agradezco a Dios por su vida y por todo el servicio que hace en la comunidad”.

Mabel, Patty, Leyla y Sandra, en representación de las mujeres de Entretiempo, le agradecieron a Pedro “su enorme generosidad de puertas abiertas, al habernos permitido invitar a las mujeres del barrio a sumarse a Entretiempo, porque desde hace 5 años que estamos haciendo este camino. Gracias a usted estamos en el camino de la luz”.

También agarraron el micrófono María -del grupo Biblia, que le dió su respectivo regalo en representación del grupo-, las niñas del Movimiento Infantil de Exploradores y José, misionero y guitarrista de la parroquia, que piropeó a Pedro “sos un gran músico”. E inmediatamente volvió a escena Eli con una mega torta de aniversario. Y le cantamos el feliz cumpleaños:

La Misa finalizó a toda orquesta y pasamos a la cancha del CAVI disfrutar del almuerzo compartido

 

Después, a las 7 de la tarde, el Padre Pedro celebró otra Misa en la Iglesia del Corazón de Jesús de la UCA Puerto Madero, de la que es capellán. Estuvieron presentes autoridades y maestros y amistades de Pedro de la universidad: la Dra. María Lucía Puppo, directora del departamento de Letras de la Facultad de Filosofía y Letras; la Dra. Marisa Mosto, profesora de la facultad de Filosofía; la Dra. Cecilia Avenatti de Palumbo, profesora de Estética y teología; el Dr. Lucio Palumbo, el padre del Padre Pedro Dr. Jorge A. Bayá Casal, sus tíos el Dr. Carlos Alberto Carranza Casares y Silvia Bayá Casal, su gran amiga Doris Ziegler y esposo -del Templo Libertad- y hermanos, primos y amigas y amigos de Pedro. El  monaguillo de tan importante Eucaristía fue su sobrino dilecto, Jorgito.

 

 

GALERÍA DE FOTOS EN ESTE LINK

Día de los Fieles Difuntos

Participamos del gesto misionero Consuelen a mi Pueblo en el Cementerio de Flores y del Tinku de los ancestros, llevando bendiciones y consuelo y rezando en comunidad por los fieles difuntos.

img_7163.jpg

Niños pidiendo bendiciones.

Es sábado 2 de noviembre, con solazo de primavera. Es el día de los Fieles Difuntos y participamos del gesto misionero “Consuelen a mi pueblo”, que consiste en que sacerdotes y religiosas de las parroquias de la vicaría Flores ofrecen bendiciones de sepulcros y oraciones junto a familiares que rezan por sus seres queridos en el Cementerio de Flores.

La mayoría de los fieles difuntos que descansan en este cementerio son miembros de la comunidad boliviana, por lo que el día de los muertos se celebra aquí con particularidades de la cultura andina, no solamente precolombina sino preincaica, es decir, se realizan rituales cuyos orígenes datan del año 1000 después de Cristo. 

IMG_7095

Hugo, Jorge, Pedro, “la abuela” y Mary

Participan de la celebración Hugo, el diácolo Jorge Ganz, “la abuela” y , Mary -misionera de Entretiempo-. Las mujeres de la parroquia vienen con ramos de flores pero no vienen a visitar a ningún familiar, vienen a rezar por sus difuntos en comunidad y traen las flores como ofrendas.

Ingresamos por la Avenida Varela en masa, esto parece el ingreso a un estadio de fútbol en un clásico. La policía de la ciudad requisa a todo el mundo: no está permitido ingresar con bebidas alcohólicas. En la puerta hay un camión de Aysa que expende agua para floreros, para llenar las botellas en las que será bendecida, y para refrescarse un poco que hace muchísimo calor. Entramos junto a un grupo musical folclórico cuyas canciones andinas se escucharán durante toda la tarde. 

 

Ritos de la américa profunda

América no nace con la colonización española. Existía desde hacía siglos con culturas que se desarrollaron a la par de la cultura mediterránea europea, y aunque desconectadas del primer mundo con una visión de la vida eterna que no difiere en nada con la esencia de la concepción cristiana.

En la antigüedad americana los pueblos originarios creían en la vida más allá de la muerte, y la muerte se celebraba. Cuando moría un miembro de la familia se hacía una fiesta porque creían que al morir la persona ingresaba en un mundo maravilloso, mucho mejor que éste, y por eso se lo despedía con alegría, cánticos, bailes, grandes comidas compartidas y rituales en honor a la Pachamama -la Madre Tierra-, fuente de la vida y destino del  hombre en la tierra.

 

Muchos de esos rituales pre colombinos e incluso pre incaicos se siguen celebrando en la actualidad. En el calendario precolombino andino el mes de noviembre coincide con el mes “Aya Marka Killa”, en el cual se celebra el Tinku de los Ancestros. En idioma quechua Tinku significa “encuentro”. El Encuentro con los Ancestros se celebra en noviembre, cuando las almas de los seres queridos difuntos regresan a la tierra para visitar a sus familiares y amigos, para luego regresar a su peregrinaje celeste. 

Para eso se preparan comidas típicas que se llevan al cementerio y se colocan en los sepulcros: pancitos con forma de escalera para que el alma baje y suba nuevamente al cielo, y muñecos que representan al difunto. E incluso se convida con vino, cerveza y gaseosas a la tierra de la tumba, mientras se cantan canciones ancestrales en idioma quechua, en un ritual similar al que se realiza en honor a la Pachamama.

 

Durante la conquista de América la inculturación del Evangelio respetó estos rituales ancestrales que se fusionaron con las ceremonias cristianas. De hecho, esta tarde en el cementerio los sacerdotes no pararon de ser convocados para realizar bendiciones con agua bendita, ofrecer oraciones y rezar junto a familiares y amigos a los pies de las tumbas. 

IMG_7222

El cementerio está lleno de niños que visitan las tumbas de sus abuelos, aunque no los hayan conocido. Para la cultura andina la muerte no es tabú.

Estas alegres celebraciones de origen andino convierten al cementerio de Flores en un enorme paraíso al son de la música y los alimentos compartidos. Son los resabios de la mirada andina respecto a la vida más allá de la muerte y de sus rituales. Luego de las celebraciones durante los sepelios, la forma en la que los pueblos originarios realizaban el duelo era ir al río a lavar la ropa y las herramientas del difunto, rogándole al río que se llevara las penas y las lágrimas de tristeza.

Mientras caminamos por el cementerio el Padre Pedro es convocado para bendecir el sepulcro de Clara. Las hermanas de la difunta prepararon escaleritas y muñecos de pan. Están con sus hijos, con sus bebés, toda la familia pasa el día en el cementerio rezando por sus ancestros. Luego de la bendición del sepulcro, las hermanas de Clara le regalan al Padre Pedro -y a las personas que se acercan a rezar- esos pancitos. Luego, una de las niñas le dice al Padre Pedro: “Gracias por bendecir a mi tía”. 

El Tinku (encuentro) de los ancestros no se celebra solo el 2 de noviembre. La fiesta de las almas de los difuntos visitando la tierra empieza durante la luna creciente y el gran momento del encuentro con los ancestros se celebra durante la primera luna llena (“hunta killia”) de noviembre -este año es el  martes 12- bajo su brillante luz. 

Seguimos caminando por el cementerio. Esto también es sínodo: caminamos y rezamos juntos. Samanta, una adolescente del barrio, saluda con un grito al Padre Pedro y lo convoca para que bendiga el sepulcro de uno de sus tres hermanos enterrados en tumbas linderas. Más allá está su madre Carmen, llorando frente al sepulcro de uno de ellos, Pachi. Su hermana Rita, que iba al Hogar de Cristo, está emprolijando y barriendo el sepulcro. El Padre Pedro los bendice.

 

IMG_7157

Carmen y Pedro, rezando frente al sepulcro de Pachi.

 

Seguimos caminando por el cementerio, damos dos pasos y le piden bendiciones al Padre. Está lleno de gente con flores en las manos y música andina sonando constantemente, un niño ve venir al Padre Pedro y le pregunta a su mamá: “¿Mama, puede que me bendigue el Padre? “Sí, el Padrecito te puede bendigar”, le responde la madre, y llama a otro de sus hijos a los que Pedro bendice. 

IMG_7161

Los chiquitos piden la bendición.

Luego Pedro bendice la tumba de Carlos Daniel, muerto a los 16 años del corazón. Más allá bendice el sepulcro de Bertilda, llamada “abuela Mary”, es una tumba que del medio crece un hermosísimo rosal amarillo, que plantó su nieta hace un par de años y ya es un arbusto.

IMG_7212

Un rosal amarillo de un metro y medio de altura crece en el medio de la tumba de la abuela Mary. A la derecha, la nieta que lo plantó.

Los  nietos de Cirila la visitan hoy en su sepulcro, aunque no la conocieron. Esto es el Tinku de los ancestros. 

 

Mientras avanzamos por un caminito entre tumbas, unas mujeres preparan floreros, un hombre emprolija un sepulcro, mientras se escuchan trompetas. Nos encontramos con el sepulcro de Jonathan Silvero,  por quien rezamos cada domingo en las Misas en la parroquia. Ha estado su madre por aquí porque está llena de flores y de fotos. 

IMG_7202

Sepulcro de Jonathan Silvero.

Mas allá, o mejor dicho por ahí, está Mons. Gustavo Carrara dando bendiciones a sepulcros y familiares. 

También está la hermana Amadeus dando bendiciones y rezando “María, Puerta del Cielo, ruega por nosotros”.

Hay un sector del cementerio en el que se reza por los difuntos que no están enterrados aquí. Es una especie de capilla ardiente al aire libre, con algunas placas recordatorias, que está lleno de personas con flores que quieren rezar. El Padre Pedro los congrega y van nombrando a sus seres queridos. Luego se reza una oración comunitaria también por las almas olvidadas y por aquellas a las que nadie les reza.

 

Hacia el final de la tarde, cuando junto a la numerosa concurrencia nos dirigimos a la salida de la Av. Castañares, el tinku de los ancestros despidió a los presentes con más música. 

 

Ya de regreso en la Inmaculada, el Padre Pedro celebró una Misa por los difuntos familiares de la parroquia en la que Ema recibió el agua del Socorro.

 

La esperanza es el tesoro de los pobres

Mensaje del Papa Francisco con motivo de la III Jornada Mundial de los Pobres: nos pide compromiso, misión y servicio para que nadie se sienta privado de cercanía y solidaridad.

III Jornada Mundial Pobres 17 IMG_1346

Chiquitos rezándole a la Virgen de Luján, Barrio La Esperanza, febrero 2019.

 

  1. «La esperanza de los pobres nunca se frustrará» (Sal 9,19). Las palabras del salmo se presentan con una actualidad increíble. Ellas expresan una verdad profunda que la fe logra imprimir sobre todo en el corazón de los más pobres: devolver la esperanza perdida a causa de la injusticia, el sufrimiento y la precariedad de la vida. El salmista describe la condición del pobre y la arrogancia del que lo oprime (cf. 10,1- 10); invoca el juicio de Dios para que se restablezca la justicia y se supere la iniquidad (cf. 10,14-15). Es como si en sus palabras volviese de nuevo la pregunta que se ha repetido a lo largo de los siglos hasta nuestros días: ¿cómo puede Dios tolerar esta disparidad? ¿Cómo puede permitir que el pobre sea humillado, sin intervenir para ayudarlo? ¿Por qué permite que quien oprime tenga una vida feliz mientras su comportamiento debería ser condenado precisamente ante el sufrimiento del pobre? Este salmo se compuso en un momento de gran desarrollo económico que, como suele suceder, también produjo fuertes desequilibrios sociales. La inequidad generó un numeroso grupo de indigentes, cuya condición parecía aún más dramática cuando se comparaba con la riqueza alcanzada por unos pocos privilegiados. El autor sagrado, observando esta situación, dibuja un cuadro lleno de realismo y verdad. Era una época en la que la gente arrogante y sin ningún sentido de Dios perseguía a los pobres para apoderarse incluso de lo poco que tenían y reducirlos a la esclavitud. Hoy no es muy diferente. La crisis económica no ha impedido a muchos grupos de personas un enriquecimiento que con frecuencia aparece aún más anómalo si vemos en las calles de nuestras ciudades el ingente número de pobres que carecen de lo necesario y que en ocasiones son además maltratados y explotados.                   
    13 IMG_0716

    Asentamiento La Veredita, febrero de 2019.

    Vuelven a la mente las palabras del Apocalipsis: «Tú dices: “soy rico, me he enriquecido; y no tengo necesidad de nada”; y no sabes que tú eres desgraciado, digno de lástima, ciego y desnudo» (Ap 3,17). Pasan los siglos, pero la condición de ricos y pobres se mantiene inalterada, como si la experiencia de la historia no nos hubiera enseñado nada. Las palabras del salmo, por lo tanto, no se refieren al pasado, sino a nuestro presente, expuesto al juicio de Dios.

  2. También hoy debemos nombrar las numerosas formas de nuevas esclavitudes a las que están sometidos millones de hombres, mujeres, jóvenes y niños. Todos los días nos encontramos con familias  que se ven obligadas a abandonar su tierra para buscar formas de subsistencia en otros lugares; huérfanos que han perdido a sus padres o que han sido separados violentamente de ellos a causa de una brutal explotación; jóvenes en busca de una realización profesional a los que se les impide el acceso al trabajo a causa de políticas económicas miopes; víctimas de tantas formas de violencia, desde la prostitución hasta las drogas, y humilladas en lo más profundo de su ser. 

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

                                                                                                             ¿Cómo olvidar, además, a los millones de inmigrantes víctimas de tantos intereses ocultos, tan a menudo instrumentalizados con fines políticos, a los que se les niega la solidaridad y la igualdad? ¿Y qué decir de las numerosas personas marginadas y sin hogar que deambulan por las calles de nuestras ciudades? Con frecuencia vemos a los pobres en los vertederos recogiendo el producto del descarte y de lo superfluo, para encontrar algo que comer o con qué vestirse. Convertidos ellos mismos en parte de un vertedero humano son tratados como desperdicios, sin que exista ningún sentimiento de culpa por parte de aquellos que son cómplices en este escándalo. Considerados generalmente como parásitos de la sociedad, a los pobres no se les perdona ni siquiera su pobreza. Se está siempre alerta para juzgarlos. No pueden permitirse ser tímidos o desanimarse; son vistos como una amenaza o gente incapaz, sólo porque son pobres. Para aumentar el drama, no se les permite ver el final del túnel de la miseria. Se ha llegado hasta el punto de teorizar y realizar una arquitectura hostil para deshacerse de su presencia, incluso en las calles, últimos lugares de acogida. Deambulan de una parte a otra de la ciudad, esperando conseguir un trabajo, una casa, un poco de afecto… Cualquier posibilidad que se les ofrezca se convierte en un rayo de luz; sin embargo, incluso donde debería existir al menos la justicia, a menudo se comprueba el ensañamiento en su contra mediante la violencia de la arbitrariedad. 

    17 IMG_1346

    Catequesis a niños del barrio La Esperanza, rezando por Paz, Pan y Trabajo, febrero 2019

     Se ven obligados a trabajar horas interminables bajo el sol abrasador para cosechar los frutos de la estación, pero se les recompensa con una paga irrisoria; no tienen seguridad en el trabajo ni condiciones humanas que les permitan sentirse iguales a los demás. Para ellos no existe el subsidio de desempleo, indemnizaciones, ni siquiera la posibilidad de enfermarse. El salmista describe con crudo realismo la actitud de los ricos que despojan a los pobres: «Están al acecho del pobre para robarle, arrastrándolo a sus redes» (cf. Sal  10,9). Es como si para ellos se tratara de una jornada de caza, en la que los pobres son acorralados, capturados y hechos esclavos. En una condición como esta, el corazón de muchos se cierra y se afianza el deseo de volverse invisibles. Así, vemos a menudo a una multitud de pobres tratados con retórica y soportados con fastidio. Ellos se vuelven como transparentes y sus voces ya no tienen fuerza ni consistencia en la sociedad. Hombres y mujeres cada vez más extraños entre nuestras casas y marginados en nuestros barrios.

  3. El contexto que el salmo describe se tiñe de tristeza por la injusticia, el sufrimiento y la amargura que afecta a los pobres. A pesar de ello, se ofrece una hermosa definición del pobre. Él es aquel que «confía en el Señor» (cf. v. 11), porque tiene la certeza de que nunca será abandonado. El pobre, en la Escritura, es el hombre de la confianza. El autor sagrado brinda también el motivo de esta confianza: él “conoce a su Señor” (cf. ibíd.), y en el lenguaje bíblico este “conocer” indica una relación personal de afecto y amor. Estamos ante una descripción realmente impresionante que nunca nos hubiéramos imaginado. Sin embargo, esto no hace sino manifestar la grandeza de Dios cuando se encuentra con un pobre.   
    9 IMG_0672

    Asentamiento La Veredita, febrero de 2019.

    Su fuerza creadora supera toda expectativa humana y se hace realidad en el “recuerdo” que él tiene de esa persona concreta (cf. v. 13). Es precisamente esta confianza en el Señor, esta certeza de no ser abandonado, la que invita a la esperanza. El pobre sabe que Dios no puede abandonarlo; por eso vive siempre en la presencia de ese Dios que lo recuerda. Su ayuda va más allá de la condición actual de sufrimiento para trazar un camino de liberación que transforma el corazón, porque lo sostiene en lo más profundo.                                                                 

    IMG_0889_Moment

    Misión para niños de los barrios pobres de Villa Soldati, de las misioneras de Santa Teresa de Calcuta, en la parroquia Virgen Inmaculada, febrero de 2019.

  4. La descripción de la acción de Dios en favor de los pobres es un estribillo permanente en la Sagrada Escritura. Él es aquel que “escucha”, “interviene”, “protege”, “defiende”, “redime”, “salva”… En definitiva, el pobre nunca encontrará a Dios indiferente o silencioso ante su oración. Dios es aquel que hace justicia y no olvida (cf. Sal 40,18; 70,6); de hecho, es para él un refugio y no deja de acudir en su ayuda (cf. Sal 10,14). Se pueden alzar muchos muros y bloquear las puertas de entrada con la ilusión de sentirse seguros con las propias riquezas en detrimento de los que se quedan afuera. No será así para siempre. El “día del Señor”, tal como es descrito por los profetas (cf. Am 5,18; Is 2-5; Jl 1-3), destruirá las barreras construidas entre los países y sustituirá la arrogancia de unos pocos por la solidaridad de muchos. La condición de marginación en la que se ven inmersas millones de personas no podrá durar mucho tiempo. Su grito aumenta y alcanza a toda la tierra. Como escribió D. Primo Mazzolari: «El pobre es una protesta continua contra nuestras injusticias; el pobre es un polvorín. Si le das fuego, el mundo estallará».
    6 IMG_5018 (2)
    Procesión del Señor del Milagro en la mañana del Barrio Fátima, Villa Soldati.
  5. No hay forma de eludir la llamada apremiante que la Sagrada Escritura confía a los pobres. Dondequiera que se mire, la Palabra de Dios indica que los pobres son aquellos que no disponen de lo necesario para vivir porque dependen de los demás. Ellos son el oprimido, el humilde, el que está postrado en tierra. Aun así, ante esta multitud innumerable de indigentes, Jesús no tuvo miedo de identificarse con cada uno de ellos: «Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (Mt 25,40). Huir de esta identificación equivale a falsificar el Evangelio y atenuar la revelación. El Dios que Jesús quiso revelar es éste: un Padre generoso, misericordioso, inagotable en su bondad y gracia, que ofrece esperanza sobre todo a los que están desilusionados y privados de futuro. ¿Cómo no destacar que las bienaventuranzas, con las que Jesús inauguró la predicación del Reino de Dios, se abren con esta expresión: «Bienaventurados los pobres» (Lc 6,20)? El sentido de este anuncio paradójico es que el Reino de Dios pertenece precisamente a los pobres, porque están en condiciones de recibirlo. ¡Cuántas personas pobres encontramos cada día! A veces parece que el paso del tiempo y las conquistas de la civilización aumentan su número en vez de disminuirlo.  
    IMG_0714

    Asentamiento La Veredita, febrero de 2019.

    Pasan los siglos, y la bienaventuranza evangélica parece cada vez más paradójica; los pobres son cada vez más pobres, y hoy día lo son aún más. Pero Jesús, que ha inaugurado su Reino poniendo en el centro a los pobres, quiere decirnos precisamente esto: Él ha inaugurado, pero nos ha confiado a nosotros, sus discípulos, la tarea de llevarlo adelante, asumiendo la responsabilidad de dar esperanza a los pobres. Es necesario, sobre todo en una época como la nuestra, reavivar la esperanza y restaurar la confianza. Es un programa que la comunidad cristiana no puede subestimar. De esto depende que sea creíble nuestro anuncio y el testimonio de los cristianos.

  6. La Iglesia, estando cercana a los pobres, se reconoce como un pueblo extendido entre tantas naciones cuya vocación es la de no permitir que nadie se sienta extraño o excluido, porque implica a todos en un camino común de salvación. La condición de los pobres obliga a no distanciarse de ninguna manera del Cuerpo del Señor que sufre en ellos. Más bien, estamos llamados a tocar su carne para comprometernos en primera persona en un servicio que constituye auténtica evangelización.
    12- IMG_0839 (2)

    Día del Niño 2018, parroquia Virgen Inmaculada.

     La promoción de los pobres, también en lo social, no es un compromiso externo al anuncio del Evangelio, por el contrario, pone de manifiesto el realismo de la fe cristiana y su validez histórica. El amor que da vida a la fe en Jesús no permite que sus discípulos se encierren en un individualismo asfixiante, soterrado en segmentos de intimidad espiritual, sin ninguna influencia en la vida social (cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium, 183). Hace poco hemos llorado la muerte de un gran apóstol de los pobres, Jean Vanier, quien con su dedicación logró abrir nuevos caminos a la labor de promoción de las personas marginadas. Jean Vanier recibió de Dios el don de dedicar toda su vida a los hermanos y hermanas con discapacidades graves, a quienes la sociedad a menudo tiende a excluir. Fue un “santo de la puerta de al lado” de la nuestra; con su entusiasmo supo congregar en torno suyo a muchos jóvenes, hombres y mujeres, que con su compromiso cotidiano dieron amor y devolvieron la sonrisa a muchas personas débiles y frágiles, ofreciéndoles una verdadera “arca” de salvación contra la marginación y la soledad. Este testimonio suyo ha cambiado la vida de muchas personas y ha ayudado al mundo a mirar con otros ojos a las personas más débiles y frágiles. El grito de los pobres ha sido escuchado y ha producido una esperanza inquebrantable, generando signos visibles y tangibles de un amor concreto que también hoy podemos reconocer.

    IMG_0633

    El Padre Pedro en el barrio Los Pinos, Villa Soldati, febrero de 2019.

  7. «La opción por los últimos, por aquellos que la sociedad descarta y desecha» (ibíd., 195) es una opción prioritaria que los discípulos de Cristo están llamados a realizar para no traicionar la credibilidad de la Iglesia y dar esperanza efectiva a tantas personas indefensas. En ellas, la caridad cristiana encuentra su verificación, porque quien se compadece de sus sufrimientos con el amor de Cristo recibe fuerza y confiere vigor al anuncio del Evangelio. El compromiso de los cristianos, con ocasión de esta Jornada Mundial y sobre todo en la vida ordinaria de cada día, no consiste sólo en iniciativas de asistencia que, si bien son encomiables y necesarias, deben tender a incrementar en cada uno la plena atención que le es debida a cada persona que se encuentra en dificultad. «Esta atención amante es el inicio de una verdadera preocupación» (ibíd., 199) por los pobres en la búsqueda de su verdadero bien. No es fácil ser testigos de la esperanza cristiana en el contexto de una cultura consumista y de descarte, orientada a acrecentar el bienestar superficial y efímero. Es necesario un cambio de mentalidad para redescubrir lo esencial y darle cuerpo y efectividad al anuncio del Reino de Dios.
    IMG_7108

    El vicario episcopal para las villas de Buenos Aires Mons. Gustavo Carrara, en el gesto misionero “Consuelen a mi pueblo” en el Cementerio de Flores, 2 de noviembre de 2019, día de los fieles difuntos.

    La esperanza se comunica también a través de la consolación, que se realiza acompañando a los pobres no por un momento, cargado de entusiasmo, sino con un compromiso que se prolonga en el tiempo. Los pobres obtienen una esperanza verdadera no cuando nos ven complacidos por haberles dado un poco de nuestro tiempo, sino cuando reconocen en nuestro sacrificio un acto de amor gratuito que no busca recompensa.

  8. A los numerosos voluntarios, que muchas veces tienen el mérito de ser los primeros en haber intuido la importancia de esta preocupación por los pobres, les pido que crezcan en su dedicación. Queridos hermanos y hermanas: Los exhorto a descubrir en cada pobre que encuentren lo que él realmente necesita; a no detenerse ante la primera necesidad material, sino a ir más allá para descubrir la bondad escondida en sus corazones, prestando atención a su cultura y a sus maneras de expresarse, y así poder entablar un verdadero diálogo fraterno.
    IMG_4876

    Voluntarios de Encontramanos, dando catequesis y apoyo escolar en el barrio La Esperanza, Villa Soldati.

    Dejemos de lado las divisiones que provienen de visiones ideológicas o políticas, fijemos la mirada en lo esencial, que no requiere muchas palabras sino una mirada de amor y una mano tendida. No olvidéis nunca que «la peor discriminación que sufren los pobres es la falta de atención espiritual» (ibíd., 200). Antes que nada, los pobres tienen necesidad de Dios, de su amor hecho visible gracias a personas santas que viven junto a ellos, las que en la sencillez de su vida expresan y ponen de manifiesto la fuerza del amor cristiano. Dios se vale de muchos caminos y de instrumentos infinitos para llegar al corazón de las personas. Por supuesto, los pobres se acercan a nosotros también porque les distribuimos comida, pero lo que realmente necesitan va más allá del plato caliente o del bocadillo que les ofrecemos.

    IMG_8977

    El Padre Toto de Vedia (Caacupé Barracas) y Mons. Gustavo Carrara (Obispo de la pastoral en las villas) caminando por la villa 31, barrio Carlos Mugica, junio de 2019.

    Los pobres necesitan nuestras manos para reincorporarse, nuestros corazones para sentir de nuevo el calor del afecto, nuestra presencia para superar la soledad. Sencillamente, ellos necesitan amor.

  9. A veces se requiere poco para devolver la esperanza: basta con detenerse, sonreír, escuchar. Por un día dejemos de lado las estadísticas; los pobres no son números a los que se pueda recurrir para alardear con obras y proyectos. Los pobres son personas a las que hay que ir a encontrar: son jóvenes y ancianos solos a los que se puede invitar a entrar en casa para compartir una comida; hombres, mujeres y niños que esperan una palabra amistosa. Los pobres nos salvan porque nos permiten encontrar el rostro de Jesucristo.  A los ojos del mundo, no parece razonable pensar que la pobreza y la indigencia puedan tener una fuerza salvífica; sin embargo, es lo que enseña el Apóstol cuando dice: «No hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos, ni muchos aristócratas; sino que, lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar lo poderoso. Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor» (1 Co 1,26-29). Con los ojos humanos no se logra ver esta fuerza salvífica; con los ojos de la fe, en cambio, se la puede ver en acción y experimentarla en primera persona. En el corazón del Pueblo de Dios que camina late esta fuerza salvífica, que no excluye a nadie y a todos congrega en una verdadera peregrinación de conversión para reconocer y amar a los pobres.

    30 IMG_6444_Moment

    Peregrinación a Luján 2019

  10. El Señor no abandona al que lo busca y a cuantos lo invocan; «no olvida el grito de los pobres» (Sal 9,13), porque sus oídos están atentos a su voz. La esperanza del pobre desafía las diversas situaciones de muerte, porque él se sabe amado particularmente por Dios, y así logra vencer el sufrimiento y la exclusión. Su condición de pobreza no le quita la dignidad que ha recibido del Creador; vive con la certeza de que Dios mismo se la restituirá plenamente, pues él no es indiferente a la suerte de sus hijos más débiles, al contrario, se da cuenta de sus afanes y dolores y los toma en sus manos, y a ellos les concede fuerza y valor (cf. Sal 10,14). La esperanza del pobre se consolida con la certeza de ser acogido por el Señor, de encontrar en él la verdadera justicia, de ser fortalecido en su corazón para seguir amando (cf. Sal 10,17).
    1- DsTDKk7X4AEffHT (2)

    II Jornada Mundial de los Pobres (2018) en el Santuario de San Cayetano de Liniers.

    La condición que se pone a los discípulos del Señor Jesús, para ser evangelizadores coherentes, es sembrar signos tangibles de esperanza. A todas las comunidades cristianas y a cuantos sienten la necesidad de llevar esperanza y consuelo a los pobres, pido que se comprometan para que esta Jornada Mundial pueda reforzar en muchos la voluntad de colaborar activamente para que nadie se sienta privado de cercanía y solidaridad. Que nos acompañen las palabras del profeta que anuncia un futuro distinto: «A vosotros, los que teméis mi nombre, os iluminará un sol de justicia y hallaréis salud a su sombra» (Mal 3,20).   

     -Ciudad del Vaticano, 13 de junio de 2019, Memoria litúrgica de san Antonio de Padua

Reunión sinodal del Decanato Soldati

Con gran entusiasmo y un alto nivel de participación de laicas, laicos, sacerdotes y religiosas, se realizó la Asamblea Sinodal, en la que se trabajó en base a las preguntas de la cuarta parte del Documento Preliminar.

Por Enrique “Quique” Catalano*

WhatsApp Image 2019-10-31 at 14.13.32

Representantes del Decanato Soldati, conformado por las parroquias Fátima, Virgen Inmaculada, Nuestra Señora de las Gracias, Cristo Obrero y San Blas, San Judas Tadeo, Madre del Pueblo y San Francisco de Asís.

El miércoles 30 de octubre nos reunimos en el santuario de Nuestra Señora de Fátima los laicas/os, religiosas/os y sacerdotes del Decanato Soldati dando un paso más en el camino hacia lo que a mediados del próximo año será la primera Asamblea Sinodal de la Arquidiócesis de Buenos Aires.

WhatsApp Image 2019-10-31 at 12.50.35

El Padre Andrés Tocalini, párroco de Fátima Soldati, abriendo la Asamblea Sinodal de COPADECA.

La reunión se inició con una lectura meditada de una parte del documento preliminar. Posteriormente se proyectó este video preparado por el Equipo de Animación Sinodal (EAS) en el que figura todo el camino recorrido desde el inicio del Sínodo en 2017 hasta la elaboración del  Documento Preliminar, dado a conocer en la fiesta de Corpus Christi de este año.

Luego los laicos, laicas, consagradas y consagrados nos reagrupamos en 4 mesas para leer, meditar, discernir y trabajar comunitariamente las preguntas que figuran en la cuarta parte del Documento Preliminar.

WhatsApp Image 2019-10-31 at 12.50.34

Las conclusiones, registradas por quienes oficiaron de secretarios de cada grupo, serán enviadas al Equipo de Reflexión Sinodal (ERS) que redactó el documento sobre el que trabajamos. Nuestros aportes y todos los aportes que está recibiendo el ERS de todas las vicarías y parroquias de la Arquidiócesis de Buenos Aires serán incorporadas en el documento de trabajo de la Asamblea Sinodal que se realizará en el primer semestre de 2020. La hermosa experiencia realizada en el Decanato Soldati se está replicando en otros decanatos y diversos ámbitos pastorales de la Arquidiócesis.

WhatsApp Image 2019-10-31 at 12.50.35 (1)

La reunión del Decanato Soldati finalizó con la bendición del obispo zonal, Mons. Ernesto Giobando.

En la Vicaría Flores esta etapa de discernimiento sinodal tendrá su culminación el próximo sábado 23 de noviembre. Ese día nos encontraremos los representantes de todas las parroquias para compartir, con una mirada amplia y enriquecida con las vivencias de las diversas realidades, el fruto de la escucha y realizar nuestro aporte.

*El Sr. Enrique “Quique” Catalano es miembro del EAS, Equipo de Animación Sinodal.

 

 

Encuentro con Jesús

Solicitamos la colaboración de todos con oraciones y alimentos para la realización del próximo Retiro de Mujeres de la Granja La Providencia y Hogares de Cristo de la pastoral villera.

whatsapp-image-2019-10-29-at-16.18.09.jpeg

Madres recientes en recuperación de consumos problemáticos, en el taller de espiritualidad de la Granja La Providencia, dictado por Mabel Ganz.

Un retiro espiritual de 48 horas puede renovar las fuerzas y dar mucha paz a madres en consumo que paran por un rato la pelota para meditar, reflexionar, consagrarse a la Virgen y renovar sus promesas bautismales.

Esta es la propuesta de un grupo de misioneras de Entretiempo Mujeres, que están organizando este Retiro que será el 5 y 6 de noviembre en Casa Belén, en Moreno. No se trata un Entretiempo tradicional, aunque el espíritu es similar: será un momento de encuentro con Jesús, de conocer la buena noticia de su infinita misericordia, la paz que otorga el perdón, y renovar la fe para seguir adelante en el camino hacia la sanación espiritual. Lo realizarán mujeres jóvenes que se están recuperando de consumos problemáticos y que son madres, por lo que asistirán al retiro con sus bebés en primera infancia. 

WhatsApp Image 2019-10-29 at 16.18.09 (1)

La Virgen de Luján y Santa Teresita.

Animadas por la espiritualidad de Santa Teresita, algunas de las misioneras tendrán como tarea el exclusivo cuidado y atención de los bebés y niños para que sus madres puedan meditar y rezar durante las 48 horas del retiro espiritual. Los chiquitos realizarán dinámicas educativas, lúdicas, recibirán las comidas y meriendas del día, y tendrán contacto con sus madres durante los tiempos libres del retiro.

17 MG_9032

Débora Vargas, del Hogar de Cristo San Juan Pablo II, junto a su beba Jazmín, que concurre al Espacio de Primera Infancia -EPI- Mons. Enrique Angelelli. Chicas como Débora participarán del próximo retiro espiritual en la Casa de Mama Antula “Casa Belén”.

Las mujeres que realizarán el retiro son en su mayoría chicas que van a la granja La Providencia -que forma parte del del Hogar de Cristo Santa María, de la parroquia Madre del Pueblo, villa 1-11-14-, y también participarán madres de los Hogares de Cristo San Juan Pablo II de Villa Soldati (parroquia Virgen Inmaculada), San Francisco, Don Bosco y San José (parroquia Madre del Pueblo), personas trans de la casita Animi (de Parque Chacabuco), y del Centro Barrial San Alberto Hurtado (Parroquia Caacupe Barracas).

WhatsApp Image 2019-10-29 at 16.18.09 (2) ok

Mujeres en plena dinámica en la Granja La Providencia.

“Queremos pedirle a la comunidad de Entretiempo, y a todos, que nos sostengan en la oración. Las convocamos a rezar por estas madres jóvenes en recuperación, les pedimos humildemente sus rezos tan necesarios, únicos” dice Mabel Ganz, a cargo del taller de espiritualidad de la Granja La Providencia y una de las organizadoras del Retiro.

nana_carvajal-1547135106552-cathopic

Mujeres al encuentro de Jesús y del Padre Misericordioso.

Y como después de la mística viene la mástica, la convocatoria también es a donar alimentos dulces para agasajar a estas madres. Porque si bien la parroquia Madre del Pueblo aporta la mayor parte de los alimentos, la dinámica de esta clase de retiros requiere de pausas de café con mesas dulces. Dice Mabel: “Somos aproximadamente 80 personas, incluyendo a los niños y al equipo organizador. Casa Belén, de Mama Antula, nos ofrece gentilmente el lugar. La dinámica de esta clase de retiros incluye las mesas de café. Las pausas del café son ideales para distender, para comunicarse comiendo cosas ricas, es uno de los mimos que les ofrecemos a estas mujeres con historias de vida difíciles que ya están transitando un camino de sanción. Por eso les pedimos si pueden colaborar con budines, tortas, galletitas dulces, jugos y snacks (papitas, chizitos, palitos, maní) que también serán ofrecidos a los chiquitos durante las meriendas. Muchas gracias a las que puedan colaborar con oraciones y-o cosas ricas. Gracias por sostener siempre!”.

El grupo de mujeres de Entretiempo realizó el correspondiente rodaje para preparar los diferentes momentos del retiro: momentos de oración y reflexión, los desayunos, almuerzos y colaciones, charlas, proyección de videos, canciones y la Misa de Cierre -que será presidida por el párroco de María Madre del Pueblo Padre Juan Isasmendi-.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El retiro tendrá una fuerte impronta mariana y de autonocimiento. Habrá dinámicas y ejercicios espirituales para que las madres en recuperación conozcan la experiencia del perdón y la misericordia, y la experiencia de la maternidad de María como una proyección de su propia revinculación con ellas mismas y con su maternidad, y un nuevo nacimiento a la fe. ¡Recen para que lo logremos juntas!

Quienes quieran colaborar con cosas dulces -galletitas, budines, tortas, alfajores, jugos- y saladas -snaks, palitos, chizitos, papitas y maní-, por favor completar el formulario y nos comunicaremos a la brevedad. ¡Contamos con sus oraciones! 

Atención: es importante que escriban un teléfono o mail para poder contactarnos:

 

Santuario de Lourdes

En vísperas del Día de la Madre, y en pleno mes de las misiones, recorrimos los 5 kilómetros de la peregrinación de las Mujeres de Entretiempo desde la parroquia San Luis Gonzaga de Devoto hasta el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes en Santos Lugares.

img_6839.jpg

“Yo soy la Inmaculada Concepción” dijo la Virgen en Lourdes.

El tercer sábado de octubre -mes mariano y mes de las misiones- junto a la delegación de la Inmaculada formada por Lelia, Zaira, Patty, Graciela y Marta, asistimos a una nueva edición de la tradicional peregrinación de las Mujeres de Entretiempo al Santuario de Lourdes, saliendo desde la parroquia San Luis Gonzaga del barrio de Devoto.

image1 (1)

Las mujeres de Entretiempo a los pies de la Virgen de Lourdes en la réplica de la gruta, en Santos Lugares.

Salimos a las 10 de la mañana con guitarras y rosarios, y antes de iniciar la caminata dijo Mabel Ganz: “¿Por qué se dice “peregrinar” y no “caminar”?. Porque las peregrinaciones simbolizan el peregrinar de nuestra vida. Cuando nacemos venimos de Dios, de su aliento de Vida, y la meta de la vida es volver a Dios. Por eso las peregrinaciones salen de un templo y van hacia otro templo, porque es Dios quien nos envía en compañía, en comunidad, en compañía de María. Y la meta es llegar al templo de destino,al abrazo de Dios. Y hoy es fuerte que sea a Santos Lugares, a Lourdes. Porque al entrar al santuario es la Virgen la que nos llama. Y después al entrar nos encontramos con Cristo. Esto es “A Cristo por María”. Ella nos convoca para llegar a Él. Peregrinar es el camino de la vida: las que han ido a Luján saben cómo es: que te caés, te golpeás, te duele, y la emoción de llegar al final es muy abrazadora”.

Luego de cantar una canción invocando al Espíritu Santo, el párroco de San Luis Gonzaga, Padre Juan Veiga, realizó la bendición de salida del grupo, formado por 50 personas de diferentes ediciones de los retiros de mujeres.

 

En una mañana divina de sol, salimos cantando y rezando.

 

Por el camino las misioneras de Entretiempo repartieron rosarios y estampas de la Virgen de Lourdes y de la Medalla Milagrosa a transeúntes y vecinos del bellísimo barrio de Devoto, y durante todo el trayecto hacia Santos Lugares.

En el fin de semana del Día de la Madre, este grupo de mujeres, madres, tías abuelas y una niña y un niño hijos de las misioneras rezamos los Misterios Gozosos del Rosario, que narran el anuncio del nacimiento y la infancia de Jesús. 

 

Realizamos gran parte del trayecto bordeando las vías del tren a nuestra derecha, hasta que cruzamos en un paso a nivel. 

Misioneras de Entretiempo regalando rosarios y estampitas

 

El quinto misterio gozoso -Jesús perdido y hallado en el templo- lo rezó Zaira -hija de Leila Soto Flores- en representación de las niñas y niños por los cuales realizamos esta peregrinación:

 

Caminamos cantando y rezando, vitoreando a la Virgen “¡Viva María!”, y al llegar a la Plaza de Santos Lugares -frente a la estación de trenes ramal San Martín- desde un gimnasio en plena clase aeróbica se escuchaba la canción de Thalía “A quién le importa”, y la procesión de mujeres de Entretiempo se sumó a los cantos, pero enseguida retomamos los rezos y los vítores. “¡Viva María!” siguió la alabanza, aunque parecía que decían “¡Viva Thalía!”.

 

Esta es la Plaza Ernesto Sábato, llamada así en nombre del reconocido escritor argentino (también ensayista, físico y pintor, miembro de la Conadep, Premio Cervantes 1984) que vivió en Santos Lugares durante toda su vida. 

En la plaza, un cartel anuncia la dirección del Santuario

 

El Santuario Nuestra Señora de Lourdes es una Basílica (pertenece a la Diócesis de San Martín) en la que construyeron una réplica de la Gruta de de Massabielle, donde la Virgen se le apareció a Bernardita Soubirous en 1858. Dieciocho veces se le apareció la Virgen, revelándose “Yo soy la Inmaculada Concepción”. Es la patrona de los enfermos.

En la Argentina primero nació la réplica de la Gruta en 1916, en acción de gracias de un grupo de religiosos Asuncionistas por la milagrosa sanación de un sacerdote gravemente enfermo, cuya salud habían encomendado a la Virgen de Lourdes. La gruta fue bendecida el 14 de mayo de 1916 por el obispo de La Plata Mons. Juan N. Terrero, y para celebrarlo se realizó la primera procesión con la imagen de la Virgen de por la Av. La Plata. La parroquia es posterior, de 1919.

Se encuentra en Santos Lugares, que toma su nombre porque los primeros pobladores de esta zona encontraron restos humanos al realizar excavaciones superficiales en la tierra para empezar a construir sus casas. Se cree que los restos son fruto de la batalla de Caseros (3 de febrero de 1852), que se realizó en estos lugares, llamados Santos Lugares por los primeros pobladores que empezaron a asentarse sobre el camposanto natural de los muertos en batalla. 

 

Para ingresar a la Gruta pasamos por una galería cuyas columnas están repletas de placas de agradecimiento a la Virgen de Lourdes. 

 

Al arribar a la réplica de la Gruta original de Lourdes rezamos el Ángelus. Un enorme cartel invita al cuidado de la Casa Común, en referencia a la Encíclica socioambiental Laudato Sí sobre el cuidado del planeta. El lugar es pura calma y tranquilidad, con añosos árboles llenos de pajaritos cantando. En la gruta hay un altar, porque aquí al aire libre se celebran misas.

 

A la izquierda de frente a la gruta está la zona de velas, y una imagen de Bernardita Soubirous, y más placas de agradecimiento a la Virgen de Lourdes por los dones y milagros recibidos.

 

Suenan las campanas. Ingresamos a la Basílica. Por fuera es gótica y de ladrillos. Por dentro es de estilo romántico, muy sobria, toda de piedra y monocromática, resaltan los hermosos vitrales de colores.

Nos instalamos en una capilla a la derecha del altar mayor, en la que el diácono Jorge Ganz da inicio a la Celebración Eucarística. En el altar nos recibe Cristo Resucitado con los brazos abiertos. 

 

Momento de las comuniones

 

 Después de comulgar, cada una de las mujeres recibió una vela, que encendimos para dirigirnos en procesión a la Gruta y ofrecerla junto con nuestras intenciones, penas, alegrías, plegarias y agradecimientos. Rezamos especialmente por el próximo “Retiro Granja”, que realizarán las mujeres de los Hogares de Cristo de las parroquias Madre del Pueblo (Bajo Flores), Virgen Inmaculada (Soldati) y San José (Puerta de Hierro) que están haciendo su camino de recuperación en la Granja La Providencia.

No será un retiro de Entretiempo, aunque está organizado por un grupo de mujeres de Entretiempo. Lo realizarán el martes 5 y miércoles 6 de noviembre un grupo de más de 30 madres en rehabilitación de adicciones que asistirán con sus chiquitos y chiquitas en primera infancia.

Será en la Casa de Retiros Mamá Antula de Moreno. Para poder realizarlo es necesaria la colaboración de todos, en lo que puedan: gaseosas, tortas y cosas ricas para la colación de la mesa dulce, snacks salados -palitos, maní, chizitos, papitas-. Los snacks son para complementar la cena del martes, ya que las mujeres de Perseverancia zona Devoto que realizaron una colecta para preparar  pizzettas para la cena.

¡Sabemos que la Virgen nos escucha! Les agradecemos a todos y todas las que quieran colaborar con el Retiro Granja, ofreciendo lo que puedan para que estas madres en recuperación puedan tener un momento de encuentro con Jesús. Para colaborar, completar el formulario de contacto.